Cómo mantener a los niños en la pobreza

Se trata de una charla en ted.com de la educadora Kandice Sumner, referida en concreto a la escuela norteamericana. El título original es “Cómo las escuelas públicas norteamericanas mantienen a los niños en la pobreza”.

Ella es muy clara cuando dice: “No es una brecha de logros; es una deuda educativa. Hasta que vivamos en un mundo donde cada niño pueda obtener una educación de alta calidad sin importar dónde viva o el color de su piel, hay cosas que podemos hacer”.

La pregunta que se hace es muy sugerente. Y remata luego. ¿Por qué una buena educación debería ser exclusiva para los niños ricos? Las escuelas en vecindarios de bajos ingresos en los Estados Unidos, específicamente en comunidades de color, carecen de recursos que son estándar en las escuelas más ricas, como instrumentos musicales, libros nuevos, almuerzos escolares saludables y canchas de fútbol, y esto tiene un impacto real en el potencial de los estudiantes. Esta es la disparidad que Kandice Sumner ve todos los días en su clase en Boston.

 

Qué puede hacerse

Esta educadora, que no quiere una barrera en el sistema educativo. Para ello propone algunas cosas muy interesantes.

En un nivel macro: el financiamiento escolar no debe decidirse por impuestos a la propiedad.

En un nivel mezzo: desafíe a su comité escolar a adoptar una escuela o aula empobrecida. Cerrar la brecha al participar en la comunicación y las relaciones que importan. Cuando los recursos son compartidos, no están divididos; ellos están multiplicados.

En un nivel micro: si eres un ser humano, dona. Tiempo, dinero, recursos, oportunidades, lo que sea que esté en tu corazón.

Y termina esta educadora…

“Seguimos sentados luchando contra este término: “¡Retraso en la escuela, falta de rendimiento!” ¿Es tan difícil de entender por qué estos niños se desempeñan bien y estos niños no? Quiero decir, ¿en serio? Creo que lo tenemos todo mal. Creo que nosotros, como dice Gloria Ladson-Billings, debemos cuestionar el paradigma y el lenguaje y llamarlo por su nombre. No es falta de rendimiento. Hay una deuda institucional educativa en cuanto a los recursos que nunca se invirtieron en la educación…”.

 

¿Te ha gustado?

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitterGoogle+ y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

banner-José-Manuel-Bautista

Si te ha gustado esta entrada, compártela

7 respuestas a “Cómo mantener a los niños en la pobreza”

  1. Maria Herrera Moreno dice: Responder

    La educación es la base de todo hoy en día, sin una buena educación y de calidad, nuestros valores se debilitan creando guettos y zonas de exclusión. Nos queda mucho por avanzar en la sociedad pero con el tiempo de una sola persona se hace mucho, debemos recordar que gota a gota se forma el mar.

  2. Totalmente de acuerdo con esta enorme diferencia educativa entre clases sociales, una diferencia que marca el futuro de cada persona y por tanto en la sociedad. Si desde un principio una clase social tiene una gran diferencia de recursos, como son libros, aulas en buenas condiciones o un buen profesorado; siempre serán los mismos los que llegarán a ser algo en el futuro y por tanto podrán ayudar a sus familias. Algo que favorece a los que provocan esta desigualdad, ya sea por dinero, fama o prestigio.
    A todo esto sumamos el racismo, en este caso en los EEUU, el cual es muy descarado viendo las opciones y ayudas que dan a unos y otros por su color de piel.

  3. Nerea García Barreiro dice: Responder

    Está claro que los grandes cambios vienen de detalles pequeños, que están al alcance de todos nosotros, y a pesar de ello siguen existiendo grandes injusticias y desigualdades. Es triste pero creo que esa idea de igualdad escolar es casi imposible de plasmar en la realidad, porque desgraciadamente siempre ha habido y habrá gente que establezca diferencias, no les interesa la igualdad, perderían dinero, poder y categoría. Ojalá algún día cambie todo, y haya igualdad en las escuelas, en los hogares, en los trabajos y en el mundo entero.

  4. Lucía Varo Cordero dice: Responder

    Estoy de acuerdo con el texto, aunque tengo que decir que cuando se habla de desigualdad educativa se suele pensar de forma casi inmediata en los problemas que afectan a los hijos de las familias con menos recursos. Pero esta desigualdad no es sólo el resultado de lo que sucede entre los menos aventajados, sino que también depende de cómo los más favorecidos compensan el fracaso.
    Pues bien, los hogares de distinta clase social reaccionan de forma diferente ante notas buenas, malas y regulares. Mientras que los padres menos aventajados parecen resignarse ante notas malas de sus hijos, los de clase alta intentan compensar su fracaso académico y, muy frecuentemente, consiguen compensarlo y garantizar la progresión educativa de sus hijos.

  5. Carolina Fernández Palma dice: Responder

    Una buena educación es a menudo el único medio de romper el ciclo de la pobreza para los niños pobres. Estos niños necesitan una educación que se basa en un alto nivel y altas expectativas para todos. El plan de estudios debe ser un reto para prevenir la disminución de oportunidades para la educación superior, lo que se traduce en menos oportunidades en la vida para ellos.
    El contenido debe ser de alta calidad y ser culturalmente relevante. Los maestros deben tener conocimiento de las culturas en las que sus estudiantes viven para que puedan planificar lecciones efectivas y atractivas. Además, las técnicas de enseñanza y gestión del aula que funcionan bien con algunos estudiantes no necesariamente funcionan bien con los niños pobres. Deben tenerse en cuenta la perspectiva y experiencias de los niños.
    Otros aspectos que pueden ayudar en el rendimiento son: la motivación, la preparación del padre y la participación familiar.

  6. Como bien se dice en el texto, no es solo necesidad de recursos económicos si no de falta de atención a estas personas; es necesario disponer de materiales productivos para la educación en el ámbito escolar, pero se necesita más dialogo y escucha a las necesidades de estas personas.

  7. Patricia Romero Galán dice: Responder

    Antiguamente , la educación de calidad era para las familias que tenían buenos recursos económicos , las personas que no tuvieran un nivel económico suficiente para que sus hijos estudiasen , tenían que abandonar las escuelas e irse a trabajar para poder ayudar a su familia. En la actualidad , con todo lo que ha ido evolucionando con respecto a los años y épocas anteriores , el sistema educativo no ofrecen las suficientes ventajas para los que tienen menos recursos económicos. No obstante, en las escuelas de hoy en día , hay mas igualdad que antiguamente ya que es un tema muy tratado en todas las escuelas , pero aun así , hay niños de color que sufren discriminación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.