Cómo mantener a los niños en la pobreza

Se trata de una charla en ted.com de la educadora Kandice Sumner, referida en concreto a la escuela norteamericana. El título original es “Cómo las escuelas públicas norteamericanas mantienen a los niños en la pobreza”.

Ella es muy clara cuando dice: “No es una brecha de logros; es una deuda educativa. Hasta que vivamos en un mundo donde cada niño pueda obtener una educación de alta calidad sin importar dónde viva o el color de su piel, hay cosas que podemos hacer”.

La pregunta que se hace es muy sugerente. Y remata luego. ¿Por qué una buena educación debería ser exclusiva para los niños ricos? Las escuelas en vecindarios de bajos ingresos en los Estados Unidos, específicamente en comunidades de color, carecen de recursos que son estándar en las escuelas más ricas, como instrumentos musicales, libros nuevos, almuerzos escolares saludables y canchas de fútbol, y esto tiene un impacto real en el potencial de los estudiantes. Esta es la disparidad que Kandice Sumner ve todos los días en su clase en Boston.

 

Qué puede hacerse

Esta educadora, que no quiere una barrera en el sistema educativo. Para ello propone algunas cosas muy interesantes.

En un nivel macro: el financiamiento escolar no debe decidirse por impuestos a la propiedad.

En un nivel mezzo: desafíe a su comité escolar a adoptar una escuela o aula empobrecida. Cerrar la brecha al participar en la comunicación y las relaciones que importan. Cuando los recursos son compartidos, no están divididos; ellos están multiplicados.

En un nivel micro: si eres un ser humano, dona. Tiempo, dinero, recursos, oportunidades, lo que sea que esté en tu corazón.

Y termina esta educadora…

“Seguimos sentados luchando contra este término: “¡Retraso en la escuela, falta de rendimiento!” ¿Es tan difícil de entender por qué estos niños se desempeñan bien y estos niños no? Quiero decir, ¿en serio? Creo que lo tenemos todo mal. Creo que nosotros, como dice Gloria Ladson-Billings, debemos cuestionar el paradigma y el lenguaje y llamarlo por su nombre. No es falta de rendimiento. Hay una deuda institucional educativa en cuanto a los recursos que nunca se invirtieron en la educación…”.

 

¿Te ha gustado?

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitterGoogle+ y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: