Las escuelas no son islas

Toda escuela, por definición, es una institución al servicio del bien común, abierta a la comunidad en la que se inserta y le da vida. Las escuelas no son islas.

Miguel de Unamuno, espléndido pensador universal, decía de la Universidad que era el templo del saber, y no es para menos, pues es o, al menos, debería serlo. Igual pasa con la escuela, sólo que a otra escala. Lo que tiene que ver con el conocimiento, con la formación, con los valores, con la búsqueda de la verdad, encuentra en la escuela igualmente su sentido; allí se encuentran niños y niñas en el marco de la relación educativa y de una intención formal y reglada de “hacer el bien” al educando (intentio benevolentiae, según von Hildebrand).

Pero la escuela, toda escuela, no es una isla, no es una institución aislada. La escuela es un organismo vivo, claro, tiene vida porque se dan cita en ella alumnos y profesores, padres y otras personas. Esta vida se alimenta continuamente por sus poros desde la comunidad; y toda comunidad tiene necesidades, problemas, riquezas, personalidad propia. Es esa personalidad auténticamente la que le da vida y sentido a la escuela, cayendo en la cuenta de que debería ser así mismo también al contrario.

Decimos esto porque es común encontrar escuelas encerradas en sí mismas, profesores aislados, docentes que no conectan con la realidad que circunda a la escuela. Este es un mal de la escuela y como tal hay que cambiarlo, para dar verdadero sentido a lo que acontece en la misma. La escuela no sirve para la vida, debe ser la vida misma.

Es lo cierto que para que esto sea una realidad, la escuela, como organismo vivo, debe cambiar algunas actitudes, debe desarrollar algunas estrategias, debe tener capacidad innovadora, debe investigar y, todo esto, evidentemente, sobre su entorno y gracias al mismo.

Como ocurre en muchas escuelas a lo largo y ancho del mundo, existen múltiples maneras de abrir la escuela a la comunidad. Son profesores y familias los que desde el cambio actitudinal, asumiendo lo que la ética de la educación les propone, hacen posible desde una nueva sensibilidad que niños y niñas en edad escolar gocen de sus mejores experiencias educativas. Este es el carácter optimizante de la educación, siempre respetuoso con lo que en conciencia las familias quieren para sus hijos, valor que hay que respetar pues nace del derecho más natural que los padres poseen.

Pero, no estaríamos toda la vida recordando lo mismo si no hubiera una y otra vez quienes quieren usurpar el derecho natural de los padres a educar a sus hijos, en libertad y en conciencia. Por eso muchos educadores no nos cansamos de repetirlo, es una obligación: son los padres quienes tienen la primera vocación educadora, es la escuela la que ayuda a familias a hacer realidad un proyecto de vida para estos hijos y alumnos, de manera subsidiaria si se quiere, para que gocen de la plenitud de ser ciudadanos de valor en el mañana, hombres y mujeres de verdad.

 

177 respuestas a “Las escuelas no son islas”

  1. Carmen González Mira dice: Responder

    Las escuelas no son «islas» ya que es una institución fundamental para la enseñanza, ya que se dedica expresamente a enseñar lo fundamental o por decirlo de otra manera, en ella se adquiere una base educativa muy importante para la vida. (conocimientos,actitudes…).

    Hay una frase que se dice mucho y es que lo que se aprende en la escuela en casa hay que reforzarla. Esta frase desde mi punto de vista es discutible. La enseñanza no es la tarea solamente de los profesores, (vale, que hay ciertas cosas que se enseñan y/o trabajan en la escuela y que en casa hay que reforzarlas),pero para que los niños adquieran una educación buena tienen que ser los padres de los respectivos niños los que pongan más empeño en que esto se cumpla, es decir, para que tengan una buena educación.

    Hay un párrafo del texto que lo explica muy bien : «muchos educadores no nos cansamos de repetirlo, es una obligación: son los padres quienes tienen la primera vocación educadora, es la escuela la que ayuda a familias a hacer realidad un proyecto de vida para estos hijos y alumnos, de manera subsidiaria si se quiere, para que gocen de la plenitud de ser ciudadanos de valor en el mañana, hombres y mujeres de verdad».

  2. ANA INFANTE VALENCIA dice: Responder

    En mi opinión, las escuela para mi no es una isla,pero ninguna de ellas,no me parece ninguna institución aislada. La escuela es una institución donde aprendemos todos a respetarnos y tener un aprendizaje adecuado para que cada día avancemos mas en esta sociedad.El que piense esto es que no le da valor a la escuela ni le ha ido bien en ella. La escuela es un organismo donde padres, alumnos, profesores….se han encargado de hacer una institución llena de vida que la gente tiene que saber que gracias a ella nuestra vida tiene sentido porque siempre te enseña el buen camino.
    Como he dicho antes intervienen la familia, maestros, profesores, amigos… Todos estas personas son importantes para el desarrollo educativo de un alumno. La responsabilidad de educar no es solo del profesor, también hay varias personas en el entorno que ayuda a la buena educación de una persona. Como dice el texto son los padres quienes tienen la primera vocación educadora, es la escuela la que ayuda a familias a hacer realidad un proyecto de vida para estos hijos y alumnos.

  3. Álvaro Fernández Pereira. dice: Responder

    La escuela debe ser un espacio para la formación de los alumnos durante la infancia y la adolescencia. Un lugar dónde nos formaremos como personas para una futura profesión y por ello deberemos aprovecharla al máximo y entender que es un lugar que nos relacionaremos con otras personas, aprenderemos cultura y nos coronemos a nosotros mismo. Pero en el sistema actual pasa a ser un segundo plano, antiguamente las escuelas estaban más ligadas y se educaba de diferente manera, deberemos entender que la educación no solo se realiza en casa, en la familia, sino también en la escuela, y que a pesar de la crisis educativa los educandos deben seguir apoyándolas y ver que sin ella no podremos convivir en esta sociedad sin estudiar lo que esta nos enseña.

  4. Juan Manuel Holguin dice: Responder

    En primer lugar, la escuela para muchos si puede estar aislada por el simple hecho de recibir menos beneficios de la economía y política. Pongo el ejemplo del globo terráqueo, es redondo y muchos se empeñan en cuadrarlo, pues lo mismo pasa con la escuela que la están intentando cuadrar.
    Yo pienso que es una institución que por desgracia si está aislada de la sociedad, en algunos aspectos, pues si no estuviese así todo el mundo la tomaría como un punto de referencia, como hacen con la política, pésima o no que desarrollamos en éste nuestro país, al igual que la economía, ligada a ésta última.

  5. ROSARIO GARCIA SANCHEZ dice: Responder

    La educación es esencial para el individuo. Forman parte de ella tanto los padres, en un proceso inicial donde el niño todavía no tiene la edad para acudir a la escuela. los padres deben hacer la labor de socializar al niño para una posterior iniciación del alumno en la escuela. En todo el proceso se debe enseñar al educando a partir de valores y normas que lo ayuden a vivir en sociedad. la escuela al igual que los padres se encarga de esto, y también de formar al individuo para que en un futuro no muy lejano pueda encontrar trabajo y pueda incorporarse a la vida laboral adulta. Es por este hecho, que la escuela deba garantizar las mismas oportunidades y que sea apta para todos los individuos sin ningún tipo de discriminación. La escuela no puede estar aislada para solamente un porcentaje de alumnos, sino que todos los ciudadanos puedan participar en ella y adquieran los conocimientos esenciales que esta nos aporta para la vida cotidiana. todos tenemos derecho a una educación reglada e institucionalizada, independientemente de donde seamos, provengamos, etc.

  6. Clara Gutiérrez Martíez dice: Responder

    La escuela es el segundo agente socializador, esta institución y la familia son los más importantes para que el niño llegue a desarrollarse integralmente, los dos deben estar relacionados y ayudarse mutuamente.
    La educación debe ser impartida desde el momento en que nacemos por parte de la familia, que se encargará de transmitir valores, creencias, cultura, actitudes…más tarde todos estos aspectos serán reforzados por la escuela.
    Debo destacar que para que haya un progreso continuo de la sociedad, la escuela debe estar en continúo reciclaje mediante la innovación, observación, investigación… para que así nunca se quede obsoleta y desfasada a los tiempos que corren.

  7. Mari Carmen Díaz Acosta dice: Responder

    La institución de la escuela no se trata de un isla, ya que no debe de estar aislada, porque aparte de enseñar los conocimientos a sus alumnos, los profesores deben aportarle unos valores , unas visiones diferentes del mundo, y por supuesto la familia debe de estar involucrada en esta educación, siendo los primeros en ponerse en marcha aportándole a sus hijos unos valores e ideales y por supuesto siendo participativo en la edad escolar, manteniendo contacto con el profesor e involucrándose en la educación de su hijo para aportar todo lo posible, para que esta mejore.

  8. MARIA DEL CARMEN ACEITUNO BERRAQUERO dice: Responder

    Desde mi punto de vista, tanto la escuela como la familia son factores fundamentales en el desarrollo de un niño, y por ello deberían trabajar en conjunto en la medida de lo posible y parece ser que muchas veces eso no se cumple. La primera educación que recibe un niño desde que nace es la que sus padres le transmiten, que después se ve complementada por la que la escuela les ofrece a mayor escala. No podemos olvidar que la educación no solo es curricular si no también de valores, y todo ello en su conjunto es lo que formará a los futuros ciudadanos, lo que hace que estas instituciones (familia y escuela) tengan una labor imprescindible en la sociedad tanto actual como futura, y no deberían tratarse como instituciones aisladas.

  9. Simona Maiolatesi dice: Responder

    La escuela es una institución esencial por la vida de los individuos que permite el desarrollo y adquisición de aptitudes,conocimientos,habilidades sociales y valores gracias a la interacción entre esta y la comunidad. Los padres tienen que ser el pilar para la educación de sus hijos,en cuanto ámbito de socialización primaria son los primeros que enseñan como ser un buen ciudadano, y la escuela es un apoyo que crece continuamente gracias a la colaboración con ellos. El riesgo es que esta institución se cierre y no permita el cambio,fundamental, entre los diversos entornos del niño. Puede pasar que los profesores no den cuenta del hecho que la escuela es un organismo integrado a la realidad que la circunda y que eligan esta profesión no por vocación sino solo por interéses,pero,tanto en cualquier trabajo como sobretodo en esto en el cual hay en juego la futura vida de los estudiantes, eso no debería ser permitido porque induce a un retraso y empeoramiento del ámbito formativo.

  10. Marina Marchante Amador dice: Responder

    La escuela, al ser la segunda socialización es muy importante para todos, pero especialmente para niños que establecen su primer o uno de los primeros contactos con sus compañeros.
    Para ello se entra en lo que ya se ha hablado alguna que otra vez, la vocación. Es necesario que los profesores y profesoras desde las escuelas infantiles hasta la universidad tengan vocación y no se centren sólo en ir, dar clases (lo que pone en los libros) e irse, porque leer ya sabemos.
    Como decía, la vocación es algo primordial para que las escuelas «no se queden atrás», también es necesario ir evolucionando, investigando y de ese modo poder cubrir las necesidades que todos los alumnos tenemos.
    De igual modo, es necesario ser conscientes y concienciar a la familia, padres y/o tutores del derecho que poseemos de educación y de la la importancia que tiene la escuela para todos y cada uno de nosotros, ya que la familia es la primera base, la primera toma de contacto que se tiene después de nacer.

  11. Cristina Venegas Pérez dice: Responder

    Tanto escuela como familia deben ir de la mano. La escuela es una institución primordial para el desarrollo formativo de los niños, donde comienzan con las relaciones entre iguales. La educación debe ser impartida desde un primer momento por la familia, encargada de transmitir los valores, creencias, cultura…que más tarde serán complementados en la escuela. Muchos todavía en el SXXI dan por hecho que es la escuela la encargada de la total vocación educadora. La escuela (ayudada por la familia) tiene como misión preparar a los alumnos para enfrentarse a la vida.

  12. LAURA LUNA MURES dice: Responder

    La institución educativa como tal no debe de estar aislada bajo ningún concepto y en ninguno de los sentidos, ya que es una parte imprescindible de la comunidad.
    En primer lugar, ha de estar en constante renovación, adaptándose a las necesidades de los alumnos/as y los avances que se van produciendo con el paso del tiempo.
    Y, en segundo lugar, la escuela no ha de considerarse como el único lugar en el que se debe de educar y formar al individuo, ya que éste pasa una parte del día sólo en la institución, mientras que, la mayoría del tiempo transita en su entorno y con su familia. Por tanto, lo ideal, es que el proceso de enseñanza- aprendizaje transcurra de manera recíproca entre familia y escuela, que ambos participen aportando cada uno la parte que le corresponde, siendo el colegio un complemento, esencial por supuesto, en el ámbito educativo del educando, y que ayuda al mismo a ser como dice el texto “ciudadanos de valor en el mañana”.

  13. Carmen Tierra Burguillo dice: Responder

    La escuela es una de las instituciones más importante, ya que los niños aprender a cómo comportarse ante la sociedad. Pero para que los niños aprendan tienen que tener el apoyo de sus padres, los cuales pueden hacer que sean más eficaces las enseñanzas de los profesores.
    Verdaderamente, deberían de ser los padres los que enseñaran a los niños ya que son sus educadores principales, y aunque en la escuela aprendan a leer, escribir… la familia es la que debería de enseñar cómo ser un buen ciudadano, para que el día de mañana esos niños sepan cómo comportarse en la sociedad.

  14. ALEJANDRA AGUDO FELIX dice: Responder

    Para mí las dos instituciones de mayor importancia en la educación de un niño son la Escuela y la Familia. En la primera el niño adquiere una serie de conocimientos, aptitudes y valores que harán posibles el desarrollo de su aprendizaje y la integración en la sociedad. En el caso de la segunda se le inculcan más aspectos como creencias, costumbres, valores, maneras de comportarte… Ambas deberían ir de la mano, y digo deberían porque en numerosos casos no se produce esta unión. La educación dada por unos padres en casa, se verá reflejada en el comportamiento del niño en la escuela. Por ello pienso que escuela y familia deben complementarse, y aunque proporcionen distintas cosas, que eso sirva para que el niño crezca tanto en valores personales como en educación formativa. Apoyando de esta manera, el título del artículo, “las escuelas no son islas” ya que están influencias por otras muchas instituciones como la sociedad, la familia…

  15. Sheila Pinela Barrero dice: Responder

    Es cierto que una escuela no puede ser una isla puesto que es un servicio a la sociedad y debe estar en contacto continuo con ésta. La escuela es una herramienta necesaria que debe permanecer abierta tanto a los cambios sociales de cada país, como al resto del mundo y, regenerarse continuamente.

  16. CAROLINA DE LA FUENTE MARISCAL dice: Responder

    Sabemos que la escuela es una institución básica y que es un pilar fundamental que nos ayuda en la construcción de la persona, es por ello que juega un papel fundamental en cuanto a cómo nos consolidamos como individuos, porque en base a eso y otros factores es como en un futuro somos, pero claro, a este pilar se le añade la familia, que es la primera institución fundamental para las personas y no solo pienso que tienen que intervenir las dos, si no que deben de estar muy relacionadas, porque los papeles que juegan son decisivos para la formación de la persona. Y creo que no existe del todo esta relación, me atrevería a culpabilizar a las dos partes, por falta de involucración, aunque no me cabe duda de que se llegan a realizar diferentes acciones conjuntamente.
    El titulo de este artículo me parece el más adecuado ya que así lo pienso, la escuela no son islas, ya que aprendemos ciertos conocimientos, valores y habilidades para un futuro estar capacitados a enfrentarnos a ella.

  17. Ángeles Chico Gómez dice: Responder

    A veces nos olvidamos de una de las finalidades más importantes de la escuela: el prepararnos para el mundo al que estaremos expuestos en un futuro. Aprender es la esencia de todo. Desde que nacemos estamos aprendiendo. Incluso con una edad considerable no paras de descubrir cosas nuevas. Como se suele decir, «no te acostarás sin saber algo nuevo». Los seres humanos han evolucionado, se ha comprobado científicamente. Pero no solo la especie, sino que cada persona, día tras día va mejorando, va experimentando, va viviendo situaciones que le hacen transformarse. Todo a nuestro alrededor cambia, y nosotros con ello.
    La escuela y todo lo que aprendamos en ella nos tiene que servir como trampolín para alcanzar nuestras metas como personas. Por eso es muy importante no perder la conexión con el mundo exterior, ya que todo lo que vayamos adquiriendo de pequeños y durante nuestro crecimiento será el armamento que tengamos para enfrentarnos a los problemas y situaciones que se nos presenten día a día.
    Los educadores deben intentar inculcar un sentimiento de interés por el aprendizaje, participando con los padres de los alumnos en esta labor, y buscando apoyo externo; organizando actividades y propuestas que abran los ojos a los estudiantes que van creciendo y que poco a poco se van haciendo más conscientes de la realidad.
    Las islas han de convertirse en penínsulas que enlacen con el resto de las tierras; que conecten situaciones y abran mentes; que proyecten prácticas en el aprendizaje; que se relacionen con el mundo exterior para crecer y hacer crecer a los alumnos.

  18. La etapa de la niñez, a mi parecer, es la más importante en el desarrollo de un niño/a. Y en esta etapa es cuando acudimos a la escuela. Y por ello mismo creo que la escuela debe verse como una parte fundamental y totalmente integrada de la comunidad, no