¿Qué es comenzar por el por qué?

Esta fue la pregunta de mi alumna checa que una vez que había terminado mi explicación sobre Simon Sinek y su Círculo de Oro (Golden Circle). Acababa de pedir a mis alumnos que resolvieran libres de estrés y presión y con la máxima creatividad uno de los mayores problemas que percibimos hoy en mucha gente: la pérdida de la motivación para aprender. De este tema hablaremos en otro momento…

Mi alumna se me acercó con verdadero interés:

­—José Manuel, quiero comprender el verdadero alcance de la terminología de Sinek, me parece fascinante.

Se refería al significado de los elementos que constituyen el Círculo de Oro: por qué, cómo y qué.

Llevábamos ya 15 minutos en la actividad práctica y vi tan entusiasmados a los alumnos que, simplemente, le pedí desde donde estábamos, en un extremo del aula, que mirara a sus compañeros y disfrutara de lo que en aquel momento ocurría. En nuestro horizonte aparecía una bella estampa de gente discutiendo amablemente, generando y proponiendo ideas, gozando de la comunicación libre y con ganas de resolver un problema acudiendo sin frenos a la creatividad…

Mi alumna pudo percibir el entusiasmo, llenó sus ojos de brillo y ganas, su corazón de alegría, su cuerpo de energía y se despidió sencillamente:

—Gracias José Manuel, ya sé lo que es comenzar por un por qué.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: