Mi alumna me pregunta

descartes_blogger

Una alumna me pregunta por qué un determinado libro cuando se propone abordar la definición de algún concepto comienza con aquello de que depende, sigue con aquello otro que provoca, continúa con lo que supone, introduce a continuación algo de historia sobre el origen del concepto, para terminar afirmando que es, por tanto, algo muy importante y de gran valor para el presente (no olvidemos que dado que los libros no se actualizan permanentemente, la obra en cuestión pudo ser editada en 1997, acumulando ya 17 años… ¿de qué presente hablamos entonces?).

No es oro todo lo que reluce, solemos decir con tanta fuerza como con la que dejamos de llevar a la práctica esta manera de ver el mundo. Una de las capacidades más importantes que de verdad tenemos es la de poner en tela de juicio, revisar con mirada crítica, aquello con que nos encontramos. Pero, claro, la revisión requiere de conocimiento para discernir una cosa de la otra, lo bueno de lo malo, lo superior de lo inferior, aquello correcto de lo mal planteado. Pero es lo cierto que encontramos de forma habitual como teoría adoptada que todos debemos ser reflexivos y críticos, comprobando cómo la pertinaz realidad contradice esta necesaria capacidad del ser humano, hasta colocarnos un velo delante de los ojos del entendimiento, poniendo por delante la inmadurez con la que nos presentamos ante el mundo.

Estas ideas las hemos hecho nuestras. En ello estamos y esto forma parte del trabajo con mis alumnos: analizar con atención para proponer con determinación, siempre con el objetivo de la mejora. En educación esto es algo muy necesario, necesitados estamos de ello.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: