Episodio 1: Lo que aprendí de José Luis Bustos

José-Luis-Bustos-José-Manuel-Bautista

Ciertamente tener a José Luis Bustos cerca es un gran regalo. Durante largos años él y yo tomamos en serio el valor de la amistad, la cual hoy perdura y es madura. Y en ese tiempo nos jugamos crecer y apostar por horizontes valiosos, que iban a ser semilla de grandes ideas e interesantes proyectos. Estuvo cerca entonces y nos contagiamos de todo lo valioso que tiene la vida. Hoy le veo liderar y como ejemplo para otros.

José Luis Bustos es un joven maduro emprendedor de 47 años. Destaca por su fina inteligencia, su irradiante creatividad, su pertinaz capacidad para la innovación. En una conversación con él destacas su capacidad para generar nuevas ideas, siempre desde una sonrisa que te regala de forma natural, tal vez para demostrar que es necesario tomar todo en serio, pero disfrutando… Son muchas cosas las que he aprendido de José Luis.

Localización: Mairena del Alcor, provincia de Sevilla, España.

Formación: Publicidad. Dirección de Empresas. Máster en Dirección Comercial y Marketing y Máster en Marketing Digital.

Proyectos en los que está involucrado: Hoy al 100% en BrioAgro Tech.

Twitter: @jlbustos

¿Qué es BrioAgro, la apuesta de José Luis Bustos?

Brioagro es una herramienta creada a la medida de los agricultores, donde a través de un sistema de monitorización durante las 24 horas, el agricultor recibe información a tiempo real, de las principales variables en las que puede intervenir para mejorar sus cultivos e integrarse con los sistemas de riego agrícolas. La revista Emprendedores coloca a Brioagro en 2016 entre las Startups españolas con más futuro.

Más información: http://brioagro.es/

¿Se te puede considerar un emprendedor en serie?

No lo creo, una cosa es no dejar de emprender, pero no de manera repetida como una serie. Cada emprendimiento tiene un porqué y una motivación, es muy distinto cuando emprendes siendo estudiante a hacerlo con una familia detrás.

¿Cuándo comienzas a emprender?

Pues creo que con 14 años, junto con mis vecinos, vimos la posibilidad de construir un campo de baloncesto en un solar que estaba abandonado, hablamos con la comunidad, nos permitió hacerlo, pero del equipamiento tendríamos que encargarnos nosotros. Así que buscamos como conseguir fondos para nuestro fin. Y así tuvimos un campo de baloncesto durante más de 10 años.

¿Cómo das con tu idea de negocio?

Por mi formación y experiencia en publicidad y marketing, siempre he dicho que sólo necesito buenos productos, y ya yo me encargo de buscar cómo acercarlos al mercado. Así que me centro más en el buen producto, y eso no es otra cosa que resolver el problema del público al que va dirigido. Esa es mi obsesión, que sirva y lo necesiten para sacarle partido. Una vez que eso ocurre, ya vas trabajando en matices de diferenciación y servicio, pero sobre todo que resuelva problemas, y que haya gente dispuesta a pagar por ello.

Se trata de combinar elementos, ¿la tecnología combina y mejora cuántas cosas?

La tecnología es un elemento como otros muchos más. Yo la considero una aliada, porque siempre contribuye a la eficiencia y la reducción de costes. Pero siempre con finalidad concreta.

¿Hasta dónde podemos emprender en el mundo tecnológico?

Como en la vida misma, hasta donde mis clientes, mis medios y mi competencia me lo permitan. La tecnología democratiza los mercados, hace que todos podamos acceder a ellos, pero no es fácil triunfar porque al mismo tiempo aumenta la competencia. Sinceramente no se me ocurre ningún mercado que afrontar sin apoyarme en la tecnología para abordarlo. Estaría desaprovechando recursos.

¿Te quedas con resolver problemas o crear nuevas necesidades?

Sin lugar a dudas me quedo con resolver problemas.

Crear necesidades es un reto que también me gusta mucho, pero es más idealista que real, son pocos los mercados que crean nuevas necesidades, para ello deben dominar la comunicación, la investigación de mercado y el marketing junto al apoyo de muchos recursos económicos para que realmente sean considerados como creadores de necesidades. Y encima, a lo sumo lograrás crear alguna necesidad o tendencia, pero no es demasiado duradera en el tiempo, por lo que tal como creas una tendencia, ya debes ir pensando en la siguiente.

¿Faltan ideas o personas con la suficiente capacidad para ejecutarlas?

No creo que sea un problema de las personas, es más social o educativo. No estamos educados a proponer y fallar, aprender de errores y mejorar continuamente, sin miedo. Y sí estamos educados/acostumbrados en llegar al nivel de confort y esforzarnos poco más tras ese umbral.

¿Ecosistemas emprendedores en España? ¿Dónde está eso?

Hay lugares donde se fomenta el emprendimiento, cada vez hay más. Lo que también ocurre es que son casos aislados, pero dignos de toda mención. Por ejemplo: Impúlsame en Mairena del Alcor, El Cubo en Andalucía, CEIN en Navarra, esos son algunos que yo conozco. Pero cada vez hay más. Sinceramente, el que más me apasiona de todos es Singularity University, porque en Sevilla ya está empezando a generar ese espíritu en los jóvenes estudiantes que se acercan a su ecosistema.

La clave del éxito…

Aprender de los fracasos, errores, y primero vender porque resuelvo un problema y después mejorar la propuesta de valor.

Tu mensaje para los jóvenes emprendedores…

Ya estás tardando. Empieza en probar sin apenas gastar, véndelo, prueba, y cuando te vayan comprando vas mejorando. Si se vende, será más fácil que otros te apoyen y que te compren más.

Tu libro, vídeo o podcast recomendado para emprendedores…

Después de mucha lectura, me quedo con tres. Dos manuales: “El Manual del emprendedor”, de Steve Blank y “El Método Lean Startup”, de Eric Ries. Y otro muy rápido de leer y práctico “Los clientes no caen del cielo, sal a buscarlos”, de Carlos Medrano Sola.

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: