¿Cómo romper las cadenas del apartheid educativo?

¿Cómo romper las cadenas del apartheid educativo?

El auténtico emprendedor es un visionario. Sus ideas creativas y su olfato para las oportunidades de negocio hoy por hoy le hacen ser un ejemplar casi de otra especie.

La buena noticia, más allá de que lo dicho casi parece un eslogan, es que todo esto puede ser alcanzado por todos nosotros, desde luego si hacemos algo más que nada.

Ese algo a lo que apelo tiene que ver con el aprendizaje y las oportunidades para aprender.

Ser inteligente o la capacidad de aprender

Hoy hay quienes rechazan el concepto de inteligencia, luego de casi dos siglos invocando a la misma, dividiendo sistemas educativos y separando grupos humanos y personas en función de lo que, durante épocas largas de nuestra historia, hemos considerado diferentes niveles de inteligencia.

Esa inteligencia, cuya hegemonía estuvo en manos de lo cognitivo durante siglos y que a partir de los años 90 del siglo XX fue puesto en maridaje con otra forma de ver la misma, me refiero a lo emocional, hizo que la inteligencia cognitiva y emocional ocuparan el gran espacio para toma de decisiones en lo que afecta al ser humano y su desarrollo.

Sin abandonar este discurso algunos, pero otros yendo más allá y obviando por completo estas formas de entender las capacidades intelectuales de la persona, resurge el concepto de aprendizaje. El motivo es muy sencillo: no es que se sea más o menos inteligente, emocional o cognitivamente hablando, es que TENEMOS LA CAPACIDAD DE APRENDER.

Entonces, seguimos con la buena noticia: TODOS SOMOS CAPACES DE APRENDER TODO.

Dicho así, no deja de ser un balón de oxígeno y un cañón de optimismo. Al mismo tiempo es la llave para la liberación de todos aquellos que fueron condenados por el sistema a no aprender nada, o a tener que dejar de aprender porque recibían aquella calificación de “no sirves para estudiar”. Es igualmente, y definitivamente, el arma para romper las cadenas del apartheid educativo que aún sufrimos en la sociedad.

Ser inteligente o la capacidad de aprender

Aprende de sol a sol, los frutos vendrán solos

Pero es muy importante que veas en esto una realidad, pues ya no es más un mito. Es necesario igualmente que lo tomes en serio como lo que es: una oportunidad para mejorar tu persona y la sociedad que te rodea, no solamente como la ilusión de un futuro ideal pero abstracto.

Ahora bien, hay quien desanima pensando que esta nueva visión depende de cosas imposibles, con lo cual nunca llega.

Te diré una última cosa antes de seguir en otro momento recordando cuán importante es esta nueva visión: APRENDER DEPENDE FUNDAMENTALMENTE DE TI. Me refiero ahora que ya tienes el suficiente nivel de madurez para comprenderlo. Por tanto, velo como oportunidad, aprende desde el inicio del día hasta que te vayas a la cama.

Los frutos vendrán solos…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: