Por qué mi libro sobre el fracaso escolar

carapeguá-josé-manuel-bautista

Hace unos días publiqué mi LIBRO GRATUITO “LOS SECRETOS DEL FRACASO ESCOLAR: CÓMO HACKEAR LA MENTE DEL ALUMNADO”.

Te iré explicando qué experiencias viví en los últimos años que me llevaron a publicar este libro.

En 2005 hice un viaje a Paraguay entrañable. Muy importante en mi vida, pero entrañable porque estuvimos en una ciudad llamada Carapeguá, concretamente en uno de sus barrios: Santa Margarita.

abuela-carapeguá-josé-manuel-bautista
La «abuela» del Barrio de Santa Margarita, en Carapeguá, Paraguay.

Este barrio no existiría si no fuera porque la “abuela” de la comunidad, la persona «más respetada» de la misma, había trabajado duro, con mucha inteligencia, para crear un espacio digno donde sus vecinos pudieran vivir. Ella llamó a ese proceso, que duró muchos años: “barriorización”. ¡Interesante! ¿No?

 

Un lugar digno para vivir

¿Qué significaba un lugar digno para ella? Pues lo mismo que para cualquiera: un lugar alejado de la pobreza, con calles con acceso posible, centro de salud para recibir asistencia cuando fuera necesaria, centro educativo al alcance, sanitarios, agua potable… Todo lo hizo posible ella.

Lucharon varios años para tener agua potable, porque carecían de ella. El empujón final les vino de parte de otros paraguayos, de la comunidad que vivía en Buenos Aires (Argentina). Ellos eran paraguayos expatriados o hijos de los primeros, pero que no habían olvidado su “alma original”: ser paraguayo.

 

Hubo escolarización, pero no había ideas para el futuro

Casa-barrio-santa-margarita-carapeguá-paraguay-josé-manuel-bautista
Pequeña industria del Barrio de Santa Margarita, en Carapeguá, Paraguay.

Tuvimos múltiples reuniones con miembros de esta comunidad amiga. Había mucho que hacer. Para mí y para mi grupo era igualmente un proceso de aprendizaje. Aprender significaba muchas cosas, sobre todo hacerme con muchas realidades nuevas para ayudar a esta comunidad y, sobre todo, a otras muchas allá en Paraguay y en otros lugares donde me pusiera la vida. Y así fue.

En una de estas reuniones se planteó de forma compartida un tema importante: vivir de sus propios recursos, aprender a resolver sus problemas, generar ideas para adquirir recursos con los que mantenerse. No es que estuvieran insatisfechos con la ayuda que recibían de fuera, pero querían experimentar la autonomía de quien sabe salir adelante por sí mismo.

Y para eso planteamos todo lo necesario, respondiendo a las preguntas cómo, cuándo, dónde, etc. El para qué ya había sido respondido.

 

Nos encontramos con un problema importante

A la hora de responder las preguntas del cómo, cuándo, dónde, etc., nos encontramos con barreras importantes: los miembros de la comunidad se movían en marcos muy estrechos que no permitían una respuesta eficaz a estas preguntas. Ellos mismos reconocían que los conocimientos que poseían, provenientes de dos mundos (la escuela y la propia vida), no les servían lo suficiente para sacar adelante unas respuestas necesarias para su futuro. Se sentían faltos de competencias.

Y juntos se preguntaban qué tipo de educación habían recibido. Muchos años en la escuela y pobres competencias para la vida. Libros y contenidos de los mismos que no les ayudaban a salir adelante. Indudablemente tenían la sensación de haber perdido el tiempo.

Escuchaba sus voces, su queja permanente. Pero les enseñábamos un fondo permanente de esperanza, porque nada estaba perdido. Podíamos aprender todo justo desde ahora.

 

Un libro sobre el fracaso escolar

Acumulé experiencias y enseñanzas como éstas a lo largo del camino. Esta era, también, una forma de fracaso escolar. Y había que hablar de ello en otros lugares para comprender y transmitir lecciones aprendidas y, sobre todo, llevar la esperanza del aprendizaje y el futuro con quien me encontrara en la vida.

 

Aquí tienes mi LIBRO GRATUITO

Ya puedes DESCARGAR GRATIS el libro LOS SECRETOS DEL FRACASO ESCOLAR: CÓMO HACKEAR LA MENTE DEL ALUMNADO. Aborda el fracaso escolar desde una perspectiva nueva.

En este libro explico qué hay detrás de este denominado “fracaso”, proponiendo algunas soluciones bajo la premisa de ‘Cómo hackear la mente del alumnado’.

¡Muchas gracias por descargarlo!

 

Si te ha gustado esta entrada, compártela

14 respuestas a “Por qué mi libro sobre el fracaso escolar”

  1. Milena Pérez Cabello dice: Responder

    Lo más importante de este artículo es que nos abre los ojos ante una realidad injusta, y sobre algo que muchas veces se nos olvida apreciar. Igual que aquí nos quejamos sobre que los alumnos no estamos motivados, que la manera de dar clase de los profesores son muy tradicionales o que las prácticas son insuficientes (que no quiere decir que no sea verdad, porque desgraciadamente, lo es), podemos ver que hay personas en otra parte del mundo, que no pueden llegar ni a quejarse de esto mismo. Tampoco voy a hacer mucho incapié en esto ya que cada persona como es normal, se queja u opina desde sus recursos disponibles y desde la sociedad en la que vive, pero simplemente, esto sirve para reflexionar sobre nuestra actitud y valora que nosotros y nosotras si tenemos muchos de los recursos para cambiar las cosas que no nos gustan, mientras que en este pueblo de Paraguay no, y aún así no se rinden y no desisten ante su situación, como es tener agua potable, algo tan básico para nosotros y nosotras. En definitiva, las cosas que queremos conseguir con mucho esfuerzo pueden alcanzarse o aunque sea acercarse a ellas.

  2. Mª Ángeles Vargas Cruz dice: Responder

    Este artículo me ha parecido muy interesante y me ha dejado asombrada, el ver como una persona como es la «abuela» de Santa Margarita, es capaz de conseguir tanto para un lugar sin a penas recursos que beneficien. Me ha sorprendido la unión que crean todos los vecinos para crear un lugar mejor y donde puedan tener lo básico como un lugar, agua potable y la educación. Respecto a la educación, comprendo que sientan que han sufrido un fracaso escolar, ya que no tienen los medios suficientes para una buena educación, pero también pienso que puede ser porque cada uno basa su educación a sus necesidad, a lo mejor ellos por el lugar en el que viven necesitan o quieren una educación diferente, en el que se les enseñen habilidades y métodos para su futuro y su entorno. Y con el tema de la educación, bajo mi opinión puedo decir que es una pena que la mayoría de las personas que tenemos mejor oportunidad de educación y con muchísimos más medios, no valoremos la educación que tenemos y que la mayoría o no ponen empeño o simplemente se quitan en cuanto pueden

  3. Mar Gámiz Candau dice: Responder

    Opino que este artículo es muy interesante, porque hace ver la realidad injusta de como en el mundo hay muchísimos niños con interés por la escuela, motivación por aprender, y que ya sea por falta de recursos, o por la precariedad de la zona en la que le ha tocado nacer no pueden cumplir las necesidades educativas a las que les gustaría acceder. Luego, en otros lugares donde los recursos y el acceso a la educación está mejor organizado, hay millones de niños matriculados en escuela, que no quieren aprender, faltan a clase, entorpecen la dinámica del aula por diversión, en general que no aprovechan la oportunidad que miles de niños quieren, y por las desigualdades y el sistema en el que vivimos no las tienen.

  4. Casandra Mateos Tejeda dice: Responder

    Me parece un articulo interesante el cual te hace pensar ,como las personas que viven en condiciones precarias luchan y luchan con una personalidad constante para cubrir esos mínimos de necesidad.Por otra parte pienso que lo que dicen de que en la escuela no han enseñado , tienen toda la razón , pienso que en esos lugares o países hay que ser realistas y de dejar a un lado sin quitarle importancia un poco los conocimientos generales y enseñarles cosas útiles para su vida que de verdad saquen gran provecho de ello , ya que tiene una situaciones de precariedad.

  5. Andrea Antón Cano dice: Responder

    Es muy interesante e impactante la fuerza, con la que una sola persona, puede sacar adelante a toda una comunidad, como la ayuda entre vecinos, y las ganas de mejorar, tienen tanta importancia en el día a día y en todo lo que se puede conseguir. Siempre me ha parecido muy ilógico como gente como ésta, con una escasez de recursos total, saca y crea de donde casi no hay, y que nosotros, con la cantidad de herramientas que tenemos a nuestro alcance y las facilidades, no somos capaces de explotar y aprovechar todas las opciones y oportunidades, conformándonos en tantísimas ocasiones. Es sin duda para pararse a pensar.

  6. ANTONIO TORRES BELLIDO dice: Responder

    En primer lugar tengo que decir, que me ha gustado mucho el transcurso de este articulo, la verdad que ha sido muy bonito y especial, tras relatar esa historia y hacernos pensar que en esta sociedad mucho de los estudiantes, no somos conscientes de lo que tenemos, por eso perdemos mucho de nuestro tiempo y ni siquiera queremos o seguimos estudiando.
    Esa abuela hace un papel magnifico, que maravilla…..
    No somos conscientes de lo mal que se pasa en esas situaciones como ahí relatas, tenemos que intentar ser mas cuerdo y aprovechar más para que no haya nunca este porcentaje tan alto de abandono y fracaso escolar.

  7. Antonio Pablos Carmona dice: Responder

    Me ha parecido un artículo bastante interesante, leer historias cómo estás me conmueven y me hacen pensar que si «la abuela de la comunidad» ha conseguido todo aquello, nosotros con los recursos que tenemos podemos hacer cosas increibles.
    Si todos los docentes tuvieran esta actitud de cambiar, renovar y actualizar los alumnos estarían más motivados y quizás el índice de fracaso escolar se vería reducido.

  8. Paula Romero Rodriguez dice: Responder

    Me parece un articulo muy emotivo, debido a como una persona que carece de recursos económicos lucha por que sus vecinos puedan vivir.

    Con respecto a el fracaso escolar, no nos damos cuenta de la cantidad de información, conocimientos y recursos que tenemos y no lo aprovechamos, y cuando nos arrepintamos sera tarde, aunque nunca es tarde para aprender y a seguir formándonos. Vivimos en una sociedad conformista y mucho de los jóvenes se conforman con aprobar y no con sacar buenas notas.

  9. Patricia Copé Delgado dice: Responder

    Me ha parecido muy importante y emotivo este documento en el que se refleja el esfuerzo y la constancia, el saber que aun sin tener nada, solo ganas, muchas ganas, todos, absolutamente todos podemos conseguir aquello que nos propongamos.
    Es duro ver como aquellas personas que quieren estudiar, aprender y ser alguien en la vida por culpa de la economía en el mayor de los casos no tengan esa oportunidad cuando también existen muchas otras que si pueden pero no quieren y no les dan valor a lo importante que es el saber y tener una educación.
    Es muy gratificante saber que aun existen personas como la «abuela» del Barrio de Santa Margarita que no solo mira por ella, sino que se vuelca de corazón por el bienestar de todos sus vecinos.
    ¡Vaya orgullo de «abuela!

  10. MªCarmen Alonso Zamorano dice: Responder

    Me ha parecido interesante este documento , por eso me gustaría comentarlo ya que me llama la atención como personas de clases más bajas , sacan sus fuerzas y su valentía para conseguir un nivel de vida mejor , como la figura de la » abuela de la comunidad». Es lamentable que algunas personas dispuestas a aprender y a tener provechos en la vida , no puedan debido a las condiciones económicas que viven, y me parece de admirar el trabajo de estas personas por salir adelante y buscar nuevos recursos , como el de las personas que han podido estudiar lo que les gusta y gracias a su vocación en su trabajo ayudan a personas que se encuentra en estas situaciones . Solo puedo sentirme orgullosa y ojala hubiera más personas así.

  11. José María Calero dice: Responder

    A mi parecer, creo que este es un artículo muy llamativo. Cabe destacar la importancia que tiene la figura de «la abuela de la comunidad», que consiguió un espacio en el que sus vecinos pudiesen vivir dignamente a pesar de todos los problemas y dificultades que tuvo. A partir de ahí, los miembros de la comunidad querían hacerse valer por ellos mismos con sus propios conocimientos y habilidades, pero estos eran muy limitados. Realmente es difícil progresar si sientes que los conocimientos aprendidos en la escuela durante tantos no te servirán de nada, pero tal y como se dice aquí, nunca es tarde para aprender.

  12. Águeda Calero del Valle dice: Responder

    Es un artículo muy importante , en el que destacaría la figura de la “abuela de la comunidad” ya que gracias a ella los vecinos pueden tener un lugar digno en el que vivir.
    En mi opinión lo que realmente ocurre es el fracaso escolar, las personas no aprovechan los libros o conocimientos de los que disponen para poder adquirir recursos y mejoras que le ayuden a favorecer sus condiciones de vida.

  13. Esmeralda Lucas Bravo dice: Responder

    Me parece bastante interesante este artículo. Ya que me parece destacable como esa mujer, la que llaman «la abuela de la comunidad» ha podido trabajar duro para conseguir una vida mejor a pesar de todos los problemas y carencias que se daban. Por otro lado, entiendo que todo lo que habían aprendido en la escuela o en la vida propia no les hiciese sentir seguros de sí mismos ya que, actualmente también ocurre, que estudiamos materias que quizás no nos interesan o no vamos a utilizar en vez de dedicar tiempo a lo personal o quizás a lo que más nos gusta para poder sacar provecho de ello. Es verdad que hay que tener una base de conocimientos pero en mi opinión deberíamos aprender valores, habilidades sociales, aprender a comunicarnos adecuadamente con los demas y muchísimas cosas más que nos van a hacer mejores seres humanos.
    En conclusión entiendo que lo que allí ocurrió también fuese un fracaso escolar ya que no habían aprendido no les asegurará su futuro debido a las condiciones de vidas tan precarias.

  14. Alvaro rodriguez contreras dice: Responder

    Me parece un documento muy interesante, ya que me resulta realmente llamativo como personas que viven en condiciones muy limitadas y con un escaso poder adquisitivo, no encuentran en libros o conocimientos adquiridos, los recursos adecuados que le permitan mejorar las condiciones de vida de estas personas y hacer frente a la precariedad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.