Ep. 3: Javier Angulo Romero – No te enamores de tu idea, ten una mente abierta

javier-Angulo-alegría

Javier Angulo, de 32 años, natural de Sevilla (España) y con un Grado Superior en Administración de Sistemas Informáticos, es una persona de alegría contagiosa. No hay nada mejor en un emprendedor que, además tener la capacidad de hacerse preguntas y generar permanentes respuestas, tener la virtud de contagiar de alegría a todos aquellos que le rodean.

Le conocí durante el Evento Emprendedor de la Aceleradora de Empresas Impúlsame, de Mairena del Alcor (Sevilla), de junio de 2016. Ya entonces pude apreciar ese tono vital con que afronta su vida y la de los proyectos que ha llevado y lleva por delante. Fue en el marco de una mesa redonda que yo coordinaba titulada “Desmitificando el miedo al fracaso”, o, lo que es lo mismo, cómo los emprendedores auténticos toleran el fracaso. Siendo así, su papel en la misma fue fundamental.

Desde entonces, cada vez que tengo oportunidad de recordar sus palabras lo hago, con el convencimiento de que no sólo me ayudan a mí, también pueden hacerlo a otros. ¿No consideras que palabras y actitudes durante el proceso emprendedor como: “tengo que divertirme”, “esto es una cuestión emocional, además de racional”, “ilusiónate cuando algo hace click en tu mente”, etc., son esenciales para emprender? Pues este fue parte del testimonio de Javier Angulo. Por eso he querido entrevistarlo.

Javier-Angulo-Impúlsame-Mairena-del-Alcor-1

Algunos datos

Proyecto en el que está involucrado: actualmente 100% involucrado en Miveri.es

¿De qué va el proyecto?

Miveri es una plataforma que recompensa a los empleados por llevar un estilo de vida saludable.

Twitter: @javianguro

¿Qué papel juega la alegría y la felicidad a la hora de emprender?

Debido a los altibajos que tenemos durante la puesta en marcha de una nueva empresa, ser una persona alegre influye mucho a la hora de afrontar todos los obstáculos que nos encontramos. Por lo tanto, hay que intentar siempre mantener una actitud positiva y valorar y premiarnos por cada pequeño progreso que consigamos.

¿Cómo dar con una interesante idea de negocio?

Pienso que es la parte más complicada de todo, nadie se levanta pensando en generar una idea de negocio. En mi caso procuro estar siempre involucrado en la parte creativa de cualquier proyecto, sea propio o de terceros.

Además, creo que tiene mucho que ver con la personalidad de cada uno, según dice mi madre yo siempre he querido ir contra corriente, por lo que hace que lo cuestione todo y busque formas diferentes de resolver situaciones cotidianas.

¿Emprender solo o acompañado?

Depende del proyecto, aunque por lo general yo prefiero estar acompañado. Siempre será mejor tener un buen compañero con el que apoyarse en los momentos difíciles.

Tres habilidades fundamentales para emprender:

Saber  vender, gestionar talento y humildad.

Javier-Angulo-Impúlsame-Mairena-del-Alcor-2

Y si fracasamos no importa, ¿cerramos y ahí se acabó la historia?

Hay una generación a la que se nos ha castigado por hacer las cosas mal. Eso debe de cambiar. Desde chico aprendemos equivocándonos y eso lo sabe ya todo el mundo. Tenemos que conseguir que el mundo empresarial sea igual, hay que perseverar para que salgan los negocios. Así que, por supuesto, si fracasamos debemos de aprender, mejorar y seguir intentándolo.

Errores más comunes cuando emprendemos o queremos emprender:

Sociedades sin un líder claro, salir a vender tarde, desarrollo de producto “perfecto”, crear productos que nadie COMPRA.

¿Cuál es la clave del éxito?

Ojalá lo supiera, pero creo que nos acercamos al éxito si nos focalizamos y actuamos con decisión. Para ello hay que tener el equipo adecuado para cada proyecto e intentar tener claro si tu proyecto puede ser un negocio o simplemente es una buena idea.

Tu libro, vídeo o podcast recomendado para emprendedores:

“El método Lean Startup” y “El libro negro del emprendedor”.

Tu mensaje para los jóvenes que quieran emprender es…

Lo primero es que si realmente quieren emprender o tienen alguna idea, que empiecen cuanto antes y actúen. Compartan la idea con otras personas, intenten validar si alguien pagaría o usaría su producto o servicio.

Importante que tengan capacidad económica para aguantar un año sin tener ingresos, bien porque vivas con tus padres o porque tengas dinero ahorrado.

Y, por supuesto, rodéate de gente que te aporte: mentores, otros emprendedores con experiencia, asiste a eventos, busca colaboradores.

Y si es posible, no te enamores de tu idea, ten una mente abierta para poder cambiarla de un día para otro si los indicadores no son buenos o si alguien con mucha experiencia te desmonta tus hipótesis de forma clara.

Por lo demás, no hay una varita mágica, esto va de hacer cosas, aprender de los errores y mejorar. Hasta que un día empiezan a salir las cosas.

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario