Coronavirus: una oportunidad para el homeschooling (escolarización en casa)

Ya hay muchos que afirman que lo del coronavirus va muy en serio.

No me voy a pronunciar sobre este tema. Vamos a dejar que las autoridades sanitarias hagan su trabajo. Nosotros apliquemos sus consejos o decisiones con el máximo rigor, con el objetivo de no contraer la enfermedad o contenerla al máximo.

Voy a hablar de homeschooling o escolarización en casa. Con el «homeschooling» nos referimos a la educación escolar impartida en el hogar. Es una alternativa que consiste en unificar todos los ámbitos educativos en el contexto familiar, fuera de las instituciones educativas, tanto públicas como privadas. Se trata de una fórmula legal en países como EEUU o Reino Unido. En España no es legal. Hay un mandato constitucional de que la escolarización es obligatoria, es decir, hay que ir a la escuela hasta los 16 años. Incluso hay sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 en donde este tema definitivamente quedó zanjado: las familias no pueden escolarizar en casa, como sí ocurre en esos otros países.

En España es, por tanto, ilegal por no constitucional. Esa es la interpretación que hace nuestro Tribunal Constitucional cuando algunas personas pidieron amparo a este Tribunal, que tuvo la última palabra. Pese a ello, de facto hay varias interpretaciones y poco a poco va ganando simpatizantes la idea de «educar» en casa, de la misma forma que no está fuertemente perseguido. Depende igualmente de la Comunidad Autónoma en la que se viva. Es más fácil llevar a cabo homeschooling en Madrid, Cataluña y Euskadi, que en otras Comunidades.

 

Una familia de homeschoolers

Hace un año y medio tuve la suerte de conocer a una familia, padre y madre y tres hijas que estaban siendo educadas en casa. La familia era de Gales. Digo tuve la suerte porque encontré un caso real y pude conocer más a fondo de qué iba el tema. Pude palpar resultados reales sobre tres niñas en edad de Educación Primaria: unas niñas asertivas, inteligentes, sociables (yo era un desconocido al que se enfrentaban, que hablaba otro idioma y, aunque hablábamos en inglés, no dejaba de ser extraño para ellas, con otra cultura…). Me encontré con niñas muy afectivas e inteligentes. Unas niñas muy espabiladas. Unas niñas y una familia encantadora. Y dirán algunos: a pesar de ser homeschoolers.

Me alegro, además, de haber mantenido el contacto con ellos durante todo este tiempo, pues seguimos en contacto y veo la enorme evolución de esas niñas. Una gran oportunidad para mí de aprender sobre un tema cuando menos interesante, en un entorno como el mío donde el homeschooling es del todo imposible.

¿Qué pasa hoy? Que al ritmo que va lo del coronavirus es probable que nos volvamos todos homeschoolers…

 

Coronavirus y homeschooling

El empuje del coronavirus en España, y en otros países del mundo, está llevando a muchos gobiernos, en países tan dispares y lejanos como Italia o Paraguay, a cortar las clases durante las dos próximas semanas. Incertidumbre total sobre si luego serán más. En España, de momento, la Comunidad de Madrid y ciudades como Vitoria y otras ya han tomado esa medida. A la luz de los acontecimientos, el resto probablemente lo hará en los próximos días.

Una vez no haya asistencia a las escuelas, de facto, niños en edad escolar y universitarios estarán «en casa» durante un tiempo incierto. Claramente esto va a interrumpir el proceso de aprendizaje de todas estas personas, al menos tal como lo conocíamos hasta ahora. Digo hasta ahora, porque tal vez sea el mejor momento de plantear un buen plan para hacer «como que no se nota». A qué me refiero…

Estoy oyendo en la radio, en la TV y en todos los ambientes por los que me muevo, que los alumnos, escolares o universitarios, traerán deberes o tarea a casa, cuando esto forme del plan escolar, para que tengas determinadas tareas al día y, de esa forma, vean interrumpido al mínimo su proceso de aprendizaje. De momento no hay directrices de las escuelas en este sentido, ni tradición en nuestro país para ello.

No tenemos plataformas oficiales como las que hay en el Reino Unido, con materiales escolares, vídeos, orientaciones, foros, sistemas de apoyo, etc. Es decir, un plan dotado por el gobierno para ayudar a todas las familias que optaron, en su derecho constitucional, por el homeschooling.

Nosotros si queremos algo medianamente eficaz tendremos que improvisar. Lastimosamente, y por mi experiencia, el gobierno hará muy poco: le pesará más su ideario contrario a esta fórmula educativa. Igualmente dependerá del lugar, hay gobiernos de todos los colores, pero no oigo nada al respecto, no parece haber plan.

Pero, no se trata ahora de estar a favor o en contra. El coronavirus ha empujado a los alumnos a sus hogares, qué menos que el gobierno tenga un plan para que no deterioren su proceso de aprendizaje por estar un tiempo indefinido sin clases.

¿Será el gobierno hábil a la hora de dar directrices para que los alumnos puedan seguir aprendiendo en casa?

¿Dotará a las escuelas de este país de las herramientas, fundamentalmente centradas en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), para que sigan aprendiendo como en la escuela?

¿Dotará de apoyo, flexibilidad y tecnología suficiente para que con metodologías innovadoras los alumnos sigan aprendiendo?

O, ¿para que aprendan, incluso, cosas que antes no estaba al alcance de la mano de este alumnado como, por ejemplo, una enseñanza más personalizada, centrada en el ritmo de cada alumno, con la posibilidad de aprender en cualquier momento del día, creando más lazos familiares, fomentando incluso la responsabilidad, la autonomía, la autogestión y la participación del alumno?

El tiempo lo dirá. Pero cuesta poco tener un plan, hay quienes ya lo hicieron porque ven los derechos constitucionales con otro prisma. Se trata de qué ideas tenemos y cómo las llevamos a la realidad. Lo triste podría ser ver cómo las autoridades no reaccionan y los alumnos deterioran su proceso de aprendizaje.

Cuesta poco, por eso no pierdo la esperanza.

 

¿Te ha gustado?

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitter y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

Si te interesa leer sobre el Fracaso Escolar, te dejo mi libro publicado en Amazon. Su título es LOS SECRETOS DEL FRACASO ESCOLAR. CÓMO HACKEAR LA MENTE DEL ALUMNADO. Llegó a ser Número 1 en todo el mundo gracias a todos vosotros. Puedes hacer click en esta imagen de más abajo para bajar el libro online.

38 respuestas a “Coronavirus: una oportunidad para el homeschooling (escolarización en casa)”

  1. Patricia Raposo García dice: Responder

    Tras haber leido este artículo cabe destacar la importancia que ha tenido la educación en tiempos de COVID-19, ya que como todos hemos podido apreciar la educación ha tenido que dar un gran cambio en cuanto a la manera de enseñar a los alumnos.
    Por esta razón creo que el cambio que ha dado la educación ha sido positivo porque tenemos una sociedad que cada día avanza más en el mundo de la tecnología, lo que hace que esta forma de impartir clases llamada “homeschooling” sea más fácil y llevadera en esta situación en la que todo el mundo nos encontramos. Sin embargo, en mi opinión las clases presenciales son más dinámicas y llevaderas, por lo que en ellas el alumnado consigue obtener un mayor conocimiento de los temas tratados.
    Finalmente, pienso que esta manera de educar podría beneficiarnos a todos en diferentes temas si todos ponemos de nuestra parte y aprovechamos el uso de esta.

  2. Irene Aguilera Rubiales dice: Responder

    Tras leer el artículo y haber hecho una reflexión sobre ello, he llegado a la conclusión de que el COVID-19 nos ha hecho mucho daño y el homeschooling podría ser una genial idea para estos momentos. Pero el hecho de que en España no sea legal me parece por una parte mal y por otra no tanto, me explico. Por una parte, el homeschooling es una alternativa maravillosa que se está dando en muchos países y hasta día de hoy no se ha dado ningún problema, todos los niños tienen el mismo nivel escolar sigan o no esta propuesta. Nosotros en nuestro país tenemos tecnologías suficientes que se van desarrollando cada día más para poder impartir bien la educación en casa. El punto negativo de esto es que no todas las familias disponen de las herramientas tecnológicas necesarias para llevar a cabo este tipo de educación o incluso se pude dar el caso de que los padres de los niños no estén enterados de como funcionan para poder llevar a cabo la escolarización en casa. Pero es por esto que, en mi opinión, pienso que cada padre debe educar a sus hijos de la manera que ellos consideren que sea la más correcta.

  3. Carlos Medrano García dice: Responder

    Tras leer el artículo, se puede deducir que hay una cierta discrepancia con respecto a la educación escolar impartida en el hogar, también llamado «homeschooling», y que a mi parecer no debería de ser ilegal en España. Países como EEUU y Gran Bretaña aciertan a la hora de que esta modalidad educativa sea legal en dichos territorios. La sociedad va avanzando y la tecnología se va desarrollando cada vez más y más y por tanto, estamos muy dotados de materiales para poder educar ya sea en centros públicos, privados o en el hogar. Además de ser una educación personalizada, la educación en el hogar fomenta la autonomía del niño/a, aunque puede disminuir las relaciones con otros niños/as.
    En el contexto de dicha pandemia también se esta desarrollando la tecnología. Hemos tenido que adaptarnos a las circunstancias y seguimos endicho proceso de adaptación. Aunque un aspecto en contra puede ser las situaciones personales y familiares de alumnos. No todos disponen de los mismos recursos.
    Para concluir pienso que cada familia debe educar a sus hijos de la manera que ellos prefieran.

  4. Leonor Miguela Borrero dice: Responder

    Tras haber leído el artículo, he llegado a la conclusión de que el homeschooling es una buena alternativa siempre y cuando se lleve una regulación, me explico, no todas las familias tienen acceso a las TIC y herramientas necesarias para llevar a cabo este tipo de educación, ni tampoco todos los padres y madres tienen la formación «suficiente» para llevarlo a cabo. Actualmente, aunque no se puede dar este tipo de educación (homeschooling) considero que las familias realizan un papel muy importante en la formación de sus hijos complementando siempre con la labor de los colegios.

  5. Manuel Jesús Picón Berbel dice: Responder

    Tras la lectura del artículo y una reflexión posterior, llego a la conclusión de que el Homeschooling tendría que ser una alternativa legal en nuestro país, siempre y cuando este regulada, no pongo en duda los resultados de este modelo, pero no todas las unidades familiares tienen el mismo nivel de estudios y esto puede influir en el propio alumno. Sobre el tema de la gestión de la enseñanza en la pandemia estoy de acuerdo con usted, todo se llevó a cabo de una forma precipitada y poco o nada preparada, improvisando, como con la mayoría de aspectos relacionados con el confinamiento, dejando en evidencia la pobre cantidad de recursos online de enseñanza del país, que aunque hace años se invirtió en las TIC ha quedado probado que es insuficiente.

  6. José Manuel García Vallés dice: Responder

    El artículo presente pone al alza un asunto hasta ahora poco controversial y “aceptado” por la población española como es el hecho de la imposibilidad de educar a nuestros hijos desde nuestro propio hogar.
    El homeschooling es una realidad en muchos países, no es el caso de España, la cual presenta ciertas carencias a lo que tecnologías al alcance de todos se refiere. Si que es cierto que anteriormente se apostó muy fuerte por innovar en las escuelas, implantando las TIC y dotando a los alumnos de herramientas para su correcto aprendizaje y su posterior puesta en escena en el mundo actual.
    La pandemia le ha hecho ver a mucha gente que estoy no era suficiente, tanto por la mala calidad de estos recursos como por la escasez de plataformas oficiales por las que organizar y llevar a cabo la enseñanza desde casa.
    Me cuesta asimilar que la pandemia le haya abierto los ojos a tantas familias en cuanto a este tema ya que solo tenemos que echar la vista al mundo para ver todos los lugares donde esto está mucho más perfeccionado y asumido por la población.
    Pienso que el homeschooling puede incluirse como un modelo de educación, y toda familia debe tener derecho a más opciones y a poder elegir como educar a sus hijos, y más viendo los notables resultados de las familias extranjeras que aplican esta forma de enseñanza.

  7. Claudia Salazar Sanchez dice: Responder

    El artículo me ha parecido muy interesenate y es un tema para reflexionar largo y tendido, considero que el homeschooling es una forma tan válida de educar como otra cualquiera y a la misma vez ha sido una buena alternativa para afrontar la pandemia que nos llegó de sorpresa, gracias a esta alternativa pudimos continuar con nuestros estudios, sin que perdieramos tiempo.
    Pero sinceramente, con el funcionamineto actual del sistema educativo, lo veo muy díficil, ya que como se comenta en el artículo, es ilegal y en España se le da mucha importancia a la escolarización, por lo que me temo que esta magnífica alternativa es transitoria y efímera.

  8. SAMIA ERRAFAI dice: Responder

    Tras leer el artículo, cabe destacar que la tecnología forma parte de nuestro día a día cada vez con más fuerza. Lo que no esperábamos meses atrás era que la educación pasar a ser online sin previamente tener la suficiente información y conocimiento de como iba a ocurrir aquello, por lo tanto, nos ha pillado de sorpresa tanto a los profesores para impartir las clases de la mejor forma como para los alumnos para adaptarnos a aquellas clases, que obviamente preferíamos las clases presenciales ya que así se tenía más contacto con el profesorado y era a lo que estábamos a costumbrados por ello fue un cambio brusco al que todos nos tuvimos que adaptar y que poco a poco forma parte de nuestro día a día y es normal.
    Habría que destacar que se diera más ctos tecnológicos y mas preparación para que estas clases online tuvieran la misma eficacia que las presenciales ya que esto va a se nuestro futuro y debemos adaptarnos a el y tener os recursos suficientes para poder llevarlo acabo.

  9. Chaimae el Guenfoud dice: Responder

    Una vez leído este artículo me gustaría destacar la importancia que supondría el homeschooling y un buen funcionamiento de este sistema en estos tiempos de pandemia que vivimos actualmente.
    España entre otros países en el plano educativo se ha visto muy afectada tras esta pandemia que ha paralizado el mundo por completo, debido a que España no estaba preparada ni tenía un plan alternativo para que la educación y la enseñanza de los niños transcurra con éxito sin que tanto los alumnos como los profesorado así como las familias se vean tan afectadas.
    Por lo tanto dicho esto considero que esta situación en la que estamos es una oportunidad que hay que aprovechar para fomentar este sistema de enseñanza que cada vez se esta convirtiendo en una necesidad más que una alternativa o una simple opción a tener en cuenta.

  10. Blanca López Palmero dice: Responder

    En mi opinión particularmente pienso que la enseñanza impartida en clases online son necesarias en épocas de pandemia para que no haya más contagios pero es un modo de enseñanza menos efectivo para los estudiantes ya que por vía online no se puede enseñar igual que como se podría hacer presencialmente, ya que, los alumnos no prestan la misma atención ni hay contacto directo con el profesor para que los alumnos entiendan mejor el temario. Las clases online son necesarias cuando hay demasiados casos pero una vez se reduzcan y tenga más control las clases deberían hacerse presenciales para que así el alumnado tenga un mejor conocimiento y un mejor apoyo en caso de que tenga más problemas con el temario.

  11. María Nieto Tejera dice: Responder

    Hay bastante controversia sobre la educación en casa sobre todo en España. Bajo mi punto de vista ha supuesto un gran cambio en la educación de todos ya que no existe una planificación para este tipo de educación. Tras la llegada del coronavirus se ha intentado llevar el homeschooling sin ningún tipo de preparación ni adaptación, no había una planificación previa ni recursos suficientes para continuar nuestro aprendizaje de manera adecuada.
    Ha supuesto un cambio no solo a nivel estudiantil si no que también a afectado al profesorado y la dinámica de la clase, otro países que sí estaban preparados o al menos estaban familiarizados con este tipo de educación no han sufrido un cambio tan grande cómo les ha pasado a todos los estudiantes de España donde no existe este tipo de educación.
    Los universitarios ya nos vamos acostumbrando y no se nos hace tan pesado pero no quita que hayamos tenido un gran bache en este recorrido. Creo que tras esta pandemia que nos ha afectado en todos los sentidos, España debería reforzar este tipo de educación para que el día de mañana estemos todos lo suficientemente preparados.
    A parte de esta pandemia que ha sido la que ha influenciado en la educación, se debe tener en cuenta que la tecnología debería ser algo básico en nuestras vidas porque es lo que ahora mismo mueve el mundo y todos deberíamos estar lo suficiente preparados y familiarizados con la tecnología y electrónica.

  12. Paula Peinado Martínez dice: Responder

    Tras leer el artículo con detenimiento, paso a argumentar mi opinión.
    La educación online es algo que con el paso del tiempo y las mejoras tecnológicas iba a estar cada vez mas presente. Lo que nadie se esperaba, es que la pandemia la convertiría en necesidad. De esta manera, el mundo entero se vi obligado a pasar a este escenario sin tener los recursos mínimos ni la especialización y/o preparación necesaria. Debido a esto, coincido con mis compañeros en que la enseñanza se ha deteriorado con este tipo de enseñanza, ya que no estábamos preparados y no considero que los altos cargos del país hayan hecho mucho hincapié en la educación ni que se hayan preocupado por mantenerla a flote. Todo esto ha desembocado en la desmotivación del alumnado, en la falta de preparación y en la escasa socialización.

  13. Considero que posicionarse a favor o en contra del homeschooling es algo un tanto arriesgado o precipitado, puesto que bajo mi opinión , es un herramienta bastante peculiar que será un éxito o un fracaso dependiendo de cada niño y su situación particular, por lo que decir que el homeschooling es bueno o malo no tiene mucho sentido, ya que encontraremos casos en los que esta opción haya tenido muy buenos resultados por las circunstancias personales de un niño, y habrá otros casos en los que la mejor opción sea la escuela. Si que pienso que es una alternativa bastante válida que el gobierno debería proporcionar a las familias, estudiar cada caso con detenimiento, y elaborar un plan personalizado. Aún así teniendo una visión más general, sin entrar en casos particulares, creo que aunque la escuela tiene muchas cosas que cambiar y mejorar, hay algo que es bastante importante que no ofrece el homeschooling y es el factor sociabilizador, puesto que en las escuelas se crean los primeros vínculos de amistad, los niños interactúan, se relacionan… , interacción que el homeschooling limita a la familia. Pero como he dicho antes , no me podría posicionar a favor o en contra, simplemente me limito a decir que es una opción que si que se debería proporcionar y que sean las familias quienes tenga la capacidad de elegir en libertad que es lo mejor para sus hijos, pero detrás de esta oferta, debe haber un buen asesoramiento y seguimiento a las familias para que esto no se convierta en algo perjudicial para los niños.

  14. Sebastián Hernández Ramírez dice: Responder

    Para empezar, me suena muy chistoso que países como Reino Unido y Estados Unidos permitan el homeschooling y en España no cuando vivimos en un país libre, pero bueno, dejando ese tema a parte, el homeschooling es un acierto para nuestra sociedad, ha llegado muy tarde y empujado por una pandemia cuando debería de haberlo impuesto todos los gobiernos de los países ya que, facilita mucho el estar conectado a la educación (no tienes que desplazarte, estas cerca de tu familia, etc) pero, para que funcione, debe de haber unas directrices y buenos sistemas TIC para poder facilitar todo al alumnado. A día de hoy, todos los niños y jóvenes están muy familiarizados con la tecnología y por este hecho, a todos se nos hace más ameno dar clases desde casa siempre y cuando todo esté en orden.
    El homeschooling es un paso al frente en la educación de este país, pero me temo que esto va a durar hasta que se acabe la pandemia, una vez no haya pandemia, el homeschooling se acabará puesto que, para que siga habiendo homeschooling tienen que reformar todo el sistema educativo y eso, sinceramente, a nuestros dirigentes (presidente del gobierno y todas las instituciones competentes en este ámbito) les va a »dar pereza» y es una lástima ya que, esto permite mucha facilidad y movilidad en cuanto al alumnado y profesorado y una muy buena innovación.

  15. Jose Toscano Delgado dice: Responder

    La pandemia por la que estamos pasando ha afectado a diversos sectores entre los cuales se encuentra la educación.
    Creo que la enseñanza online era algo que tarde o temprano ocurriría y el Covid-19 ha sido lo que ha provocado que esto empiece a darse a nivel mundial.
    Aunque hace unos años esto era impensable y a día de hoy todavía queda por mejorar, creo que el homeschooling con las herramientas necesarias es una buena manera de recibir educación y una gran variante a la educación tradicional.

  16. Guillermo Vázquez dice: Responder

    Después de leer este artículo, me despierta la curiosidad de saber el porqué en otros países (como Reino Unido, mencionado en el artículo) sí está permitido el homeschooling, mientras que en España, no. Me gustaría saber los motivos de no permitirlo porque, si buscamos tener libertad, conlleva también a poder elegir dónde queremos que nos impartan clase. Además de esto, si en otros países funciona, ¿por qué no intentarlo aquí?
    Está claro que la pandemia nos cogió desprevenidos, por ello no culpo que no se estuviera preparado, a nivel general, para impartir clases online. Yo, afortunadamente, había acabado mi grado superior semanas antes de que el gobierno decretara el confinamiento domiciliario, por lo que no di clases online. Sin embargo, hablando con amigos que sí tenían clases, en universidad y en bachillerato, todos coincidían en que el sistema de impartirlas estaba muy mal preparado.
    Este curso, mi experiencia online está teniendo altibajos: por un lado, pienso que es un avance porque ahorramos tiempo y muchos alumnos ahorran económicamente en desplazamientos o alquileres de domicilios (universitarios sobre todo). Sin embargo, le veo el lado negativo: a principio de curso había problemas de sonido, desconectas más rápido de las clases y, además, no tienes contacto con compañeros, algo esencial, en mi opinión, en la enseñanza.
    Como conclusión, pienso que el homeschooling puede ser de mucha utilidad, que debería ser opcional elegirlo, pero antes de eso debe desarrollarse y prepararse todo detalladamente porque, sino, sería un atraso en la educación de los alumnos/as.

  17. Victoria Alonso Alejandro dice: Responder

    Tras realizar la lectura del presente artículo, no he podido evitar volver a pensar en la ineficacia de este nuestro gobierno, en relación a la educación en tiempos de pandemia.
    Bajo mi punto de vista, me costaría no posicionarme a favor del homeschooling , ya que presenta numerosas ventajas, sobre todo en los tiempos en los que nos encontramos. Esta manera de enseñar o aprender, nos brinda una mayor comodidad en cuanto a movilidad y economía se refiere, eso es innegable, pero creo que pocos apreciamos la oportunidad de poder aprender en tu entorno, en tu zona de confort, en tu hogar… Sinceramente me parece maravilloso poder conocer y aprender desde tu hogar y poder hacer a tu familia partícipe de ello (sin que lleguen a molestar, claro está). Pero, siendo objetiva, esta manera de aprender no está hecha para todo el mundo. Hay muchas personas que por el hecho de estar en casa se han relajado, provocando un descenso en cuanto a dedicación y esfuerzo se refiere.
    Para concluir, me gustaría destacar que, a mi parecer, nuestro país no ha tenido un plan elaborado para esta situación pero nosotros, los estudiantes y profesores, hemos sabido adaptarnos de la mejor manera posible.

  18. Elena Franco Osto dice: Responder

    Este artículo me ha hecho reflexionar bastante ya que mi mente ha vuelto al año pasado, cuando nos comunicaron que teníamos que comenzar a dar una docencia online lo que es llamado también homeschooling. Esta forma de docencia al principio fue muy caótica pero actualmente veo que es una buena forma de enseñanza ya que se han actualizado los profesores y eso hacía bastante falta. A día de hoy, hemos podido obtener los medios suficientes para poder dar clases y formarnos ya que al principio de no los teníamos.
    En mi opinión, el homeschooling es una forma de docencia que debería de legalizarse ya que hay casos en los que asistir a clases es complicado para algunas familias por diferentes razones como pueden ser la falta de transporte, enfermedades…
    En definitiva el homeschooling es una forma de docencia que poco a poco va funcionando cada vez mejor pero aún creo que hay que mejorar la forma de dar las clases para hacer que los estudiantes estén más interesados en las materias y sea más dinámicas las clases.

  19. Después de haber leído el artículo que encontramos anteriormente, me ha llamado mucho la atención porque en él se refleja exactamente planteamientos y preguntas que nos hacemos a día de hoy después de esta pandemia. Esta nueva normalidad nos ha convertido a todos (de una manera u otra) en personas homeschooling, a pesar de habernos enseñado una nueva forma de aprendizaje y enseñanza, nos ha costado un poco llegar hasta donde nos encontramos a día de hoy con respecto a la enseñanza online. Al principio nadie estábamos suficientemente preparados/as para recibir una educación de esta manera, pero ¿Quién dijo que esta no podría ser más útil que la tradicional?. Sin embargo todavía no optamos a tener todos los medios suficientes para tener une educación telemática perfecta, pero quién sabe si en un año, se permite y se deja llevar a cabo esta situación aunque no exista ya la pandemia. Me ha gustado mucho este artículo porque nos hace pensar de manera más profunda sobre las ventajas que podría llegar a tener la enseñanza online. Pero por otro lado, esta es demasiado difícil para aquellas personas que por ejemplo no tienen acceso a internet, a aparatos electrónicos como ordenadores, tabletas, etc. Para concluir, creo que esta educación podría ser muy beneficiosa si se hiciera un uso adecuado de las nuevas tecnologías y si todo el mundo pudiesen acceder a estas.

  20. Maria Cerrejon Pereira dice: Responder

    Al terminar de leer este artículo me he dado cuenta que hay muchísimos métodos educativos que no se han desarrollado todavía en nuestro país debido a la pandemia actual, que es la del COVID-19. Como poco a poco hemos ido perdiendo o ha ido empeorando nuestra educación desde hace un año hasta ahora con la modalidad online. Creo que la idea del Homescholling es muy buena e interesante ya que en la situación en la que estamos creo que es la más acertada, es una forma de aprender y de recibir una buena educación estando en casa.

  21. Samuel Salvador Teba dice: Responder

    Al leer este comentario he recordado todo el tiempo que llevamos poniendo en práctica esta educación online que para nosotros, por lo menos para mi era algo muy lejano, quizás ¿deberíamos de haberla conocido antes de que pasara la pandemia?. Como el comentario recoge en otros países y lugares este tipo de educación es algo normal y además da resultados. En mi opinión todavía somos inexpertos en esta educación pero esto nos puede ayudar a hacernos ver que hay otros tipos de educación que no son la escuela tradicional y que pueden aportarnos una gran cantidad de aprendizajes y nuevas experiencias.

  22. Rubén Salvador Teba dice: Responder

    El coronavirus ha afectado a muchos sectores de la sociedad pero sin duda uno de los más afectados ha sido la educación.
    Esta situación ha sido nueva para todos y nos hemos intentado adaptar a ella lo mejor y más rápido posible, tras haber leído el artículo creo que cuando pase un poco esto del coronavirus las personas verán la educación en casa como algo muy factible, algo que hace un tiempo atrás aquí en España era impensable.
    Bajo mi punto de vista creo que la educación en casa se puede llevar a cabo perfectamente siempre que se cuenten con todas las medidas suficientes y que es una manera de educación que quizá haya venido para quedarse.

  23. Francis Suárez dice: Responder

    Después de haber leído el articulo, he de decir que estoy de acuerdo con lo escrito y planteado.
    Es importante innovar métodos de educación y adaptarse a la situación que podemos encontrar actualmente. Por otra parte, después de un año en la que se ha utilizado una educación a distancia y a través de una pantalla, mi anhelo es que vuelvan las clases donde se socializaba, se hablaba directamente con profesores y otros alumnos.
    Las clases online no son dinámicas en la mayoría de sus casos y poco atractivas. En gran parte no han proporcionado a los estudiantes las herramientas y medios necesarios para continuar sus clases online. Si es la educación que se va a seguir realizando, necesita mejorar mucho.
    Para finalizar, tras hacer un balance sobre la educación a distancia y la educación en aulas, siempre defenderé la educación cercana en un aula entre profesorado y alumnado.

  24. Blanca Vázquez dice: Responder

    Leer este artículo me hace situarme un año atrás, cuando empezó la pandemia. Todos los alumnos celebraban quedarse 15 días en casa de vacaciones. Pero no pensábamos en gran influencia negativa que tendría la educación en nosotros.
    Creo que la pandemia ha sido un avance en tecnología, nos ha hecho más autoritarios. Pero creo que la educación se ha ido a pique. Las clases son pesadas, no son dinámicas, no hay nada claro, todo es un desorden. No hay apenas comunicación entre profesores y alumnos.
    Por lo tanto, estoy totalmente de acuerdo con la opinión mostrada en este artículo.

  25. Al leer este artículo me ha hecho trasladarme un año atrás, al principio de la pandemia, donde todos los alumnos celebraban que se quedarían en casa durante «15 días». Quizás no pensábamos en la educación. Pero a día de hoy, creo que a nivel académico nos ha influido mucho la pandemia, negativamente.
    La educación en España tiene un grave problema, pienso. Y desde mi experiencia, desde la pandemia ha empeorado. Creo que la enseñanza onnline no es efectiva, las clases son aburridas y apenas dinámicas. Por lo tanto, creo que el coronavirus ha tenido su parte positiva, como por ejemplo, ha hecho a los estudiantes más autoritarios y a nivel informático nos ha ayudado. Pero en la educación ha sido un paso atrás, donde no hay un control claro y directo de profesores y alumnos, no está bien organizado.
    En resumen, estoy totalmente de acuerdo con lo que se expone en el documento.

  26. María Domínguez dice: Responder

    Este artículo me hace reflexionar acerca de impulsar nuevos métodos educativos que, hasta ahora, no se han visto desarrollados en nuestro país.
    En esta situación actual que estamos viviendo con el Covid-19, es necesario plantearse un cambio o solución de la educación que estamos recibiendo ya que, cuando el pasado año se declaró el estado de alarma y comenzamos a recibir la educación en nuestros hogares, se perdió gran parte de ese proceso de aprendizaje continuado que teníamos. Esta situación fue nueva para todos por lo que debíamos adaptarnos de la manera más eficaz posible y, a día de hoy, dudo que se haya realizado correctamente la manera de mantener motivado al alumnado y concentrados en los estudios por parte de las instituciones ya sea del gobierno, que parece dejar un poco al margen este tema y mucho más de las universidades, como del propio profesorado que, a veces, pienso que no han ayudado a llevar una educación más llevadera con la nueva docencia online.
    Respecto al «homeschooling», en mi opinión es un tema que hay que estudiar y barajar en todas las posibilidades que se nos presentan. Como he dicho anteriormente, de manera inconsciente y obligada en partes, hemos podido descubrir en cierta manera un poco este término al llevar más de un año (en mi caso) recibiendo educación en casa, con sus ventajas y desventajas ya que, a pesar de ser un método que ninguno de nosotros hemos elegido, nos ha ayudado a mejorar nuestra responsabilidad y autonomía frente al sistema educativo.

  27. Martina Stefanelli dice: Responder

    A diferencia de España, en mi país, en Italia, no es la escuela la que es obligatoria sino la educación, por lo que es posible optar por métodos educativos alternativos al sistema escolar público y privado, como el homeschooling.
 En este período histórico, caracterizado por el Covid-19, cada vez más familias deciden cuidar personalmente la educación de sus hijos.

    Las familias que decidan asumir la responsabilidad de educar directamente a sus hijos deben aceptar la supervisión, tanto de la escuela donde debería haber sido educado, como del alcalde de la administración municipal de residencia. Además, la ley prevé un examen anual de 6 a 16 años para los alumnos que cumplan con la obligación de esta forma.

    Debo admitir que mi opinión sobre esto es algo contradictoria. Por un lado, estoy de acuerdo con el homeschooling porque al chico que estudia desde casa se le sigue más que a un alumno que está en una clase con otros veinte compañeros. Por otro lado, sin embargo, creo que es fundamental establecer relaciones sociales con los compañeros y con los profesores, ya que también el trato con adultos que no pertenecen a la familia contribuye al crecimiento.

  28. Elías Pérez Felicidades dice: Responder

    Un artículo de lo más interesante sobre la enseñanza en casa.
    Coincido con alguno de mis compañeros en que desde que empezó la pandemia, el aprendizaje se ha deteriorado ddebido a las clases online, ya sea por las carencias tecnológicas o simplemente por cuestiones de ganas y/o motivación.
    En mi opinión, creo que el homeschooling tiene beneficios respecto a temas de comodidad, ahorro en transporte, flexibilidad en los horarios, etc… pero también perjudica por ejemplo los temas como la disciplina, la socialización y demás.

  29. Casado Gonzalez dice: Responder

    Una vez leído con total concentración este artículo es hora de exponer mi opinión.
    El homeschooling es un concepto que desprende cierta inseguridad, tal vez por los prejuicios que tenemos sobre esto pues puede llegar a pensarse ,que este tipo de educación esta diseñada para aquellos que se niegan ir al colegio/instituto, pero más equivocados no se puede estar ya que con una regulación, este método es perfectamente aplicable.
    El artículo menciona el rechazo de las entidades políticas y como a causa del COVID-19 hemos tenido que acoger el homeschooling sin quererlo. Me parece muy interesante que este podría ser el contexto perfecto para poner a prueba esta nueva metodología aquí en España. Tristemente contamos con unos políticos que no se involucran en la educación y deja a los trabajadores del sistema educativo «apañándose» con los recursos que tienen al alcance de sus manos. Una vez más se aprecia la codicia y la poca credibilidad de los altos mandos de este país.
    Sin duda me quedo con una de las ideas que se desarrollan en uno de los párrafos ,cuando hace referencia que esta puede ser una oportunidad para aprender «cosas nuevas» ,aunque lo más seguro es que se desperdicie.

  30. Ana Malavé Domínguez dice: Responder

    Si tengo que posicionarme tras leer este artículo, mi respuesta sería a favor, el Covid-19 ha tenido un gran impacto en nuestra sociedad y en gran parte ha afectado a la educación.
    Antes de que todo esto ocurriera no es que la educación fuese genial, seguían dándose casos de abandono escolar o no se llevaban a cabo buenos métodos para hacer de esta una educación más dinámica y llevadera, además de servicial. A esto hay que sumarle la poca preparación con la que contábamos, tanto el gobierno, sistema educativo y alumnos. Ha sido algo nuevo para todos ya que esta manera de desarrollar las clases no se impartía en nuestro país.
    Esto tiene su parte buena como su parte mala, debido a que al ser algo nuevo no todos los alumnos han sido capaces de adaptarse bien a estas nuevas medidas; pérdida de la atención debido a estar atendiendo a través de un ordenador, mayor falta de comunicación y participación, los docentes no pueden controlar de igual manera las dificultades o necesidades de cada alumno, etc.
    Por otro lado, la parte positiva que todo esto puede tener es que al ser online ganamos más flexibilidad o libertad para organizar nuestras materias y tareas.
    En conclusión, este nuevo método, el homeschooling, puede ser servicial si todos ponemos de nuestra parte y tenemos las herramientas necesarias para impartir una docencia de calidad.

  31. María Pérez Fernández dice: Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con las cuestiones planteadas en el artículo, pero considero que es una meta bastante difícil de conseguir.

    Muchos de los sectores se han visto afectados por la pandemia, pero diría que uno de lo que más, ha sido la educación. Si falla la educación nada puede salir bien. Se trata de un asunto serio que políticos y gobernantes no tienen demasiado en cuenta. Con el tema de la pandemia lo hemos reafirmado.

    En gran parte no han proporcionado a los estudiantes las herramientas y medios necesarios para continuar sus clases online, como por ejemplo ocurrió durante el confinamiento de marzo de 2020. Muchos estudiantes abandonan porque realmente no tienen esos instrumentos. Otros en cambio lo hacen porque se aburren, porque es aburrido escuchar a un profesor (realmente a un ordenador) durante 1:30h o 2:00h sin contacto, sin feedback, sin miradas, sin participación activa. En este caso no son responsables el gobierno ni las CCAA, son los docentes los que deberían cambiar la dinámica de las clases, haciéndolas más divertidas y amenas.

    Por estos motivos considero que un recurso tan innovador como las TICs están desaprovechándose de una manera increíble y es una pena que las generaciones venideras no hagan uso de lo que, al fin y al cabo, va a ser el futuro.

  32. Marta Ruiz Dominguez dice: Responder

    Me parece un artículo bastante interesante. Estoy de acuerdo en implantar la posibilidad de establecer un homeschooling en nuestro país, porque soy del tipo de persona que piensa que la libertad siempre que no haga daño a otros es el mejor derecho que podemos tener y a pesar de que yo prefiera asistir a las clases de forma presencial, entiendo que haya gente que por su situación o simplemente por gusto opte por aprender en casa.
    Es cierto que el COVID-19 nos ha hecho cambiar muchas costumbres y en cierto modo ha traído cosas buenas. Nos ha hecho ponernos a todos más al día con las TICS, aunque pienso que no en todas las comunidades se lleva de la misma manera y que en Andalucía, de la cual hablo porque es el lugar donde vivo y estudio, hay mucho que mejorar no solo en material sino también en la habilidad para saber usarlas.
    En conclusión, creo que se debería dar la oportunidad de aprender también de esta nueva forma, a pesar de que por cuestiones de socialización, de entretenimiento, de dinamismo y simplemente de no pasar todo el día en casa como tengo que hacer actualmente, yo sin ninguna duda en ocasión de elegir, me quedo con la forma tradicional que tenemos hoy en día.

  33. José Antonio Rodríguez Martín dice: Responder

    La lectura de este artículo me ha resultado muy interesante ya que es un tema de actualidad y necesario de tratar.

    Pues no hay nada más que ver los acontecimientos actual que después de 1 año de la pandemia seguimos con esta docencia desde casa (tanto por parte del alumno como de los profesores en su mayoría). Por lo que creo que tener un plan de homeschooling es muy necesario, cosa que creo desde antes de leer el artículo.

    Y deberíamos idear un buen plan de homeschooling porque desgraciadamente pienso que no estamos preparados (gobierno, sistema educativo, alumnos…) para una enseñanza así, ya que hablando como alumno no veo que la enseñanza online me enseñe algo, porque sinceramente veo algunas clases que recibo a lo largo de la semana, perdón por la expresión pero no encontraba otra palabra, inútiles, es decir, que me pongo a pensar y digo si hoy no me hubiera conectado a zoom no habría pasado nada porque realmente estoy igual que antes de conectarme. Pero eso no es sólo problema de no tener un plan de homeschooling sino que antes de la pandemia también teníamos muchos problemas educativos pero que ahora mismo han pasado a un segundo plano (si es que en algún momento estaban en un primer plano, porque tampoco se en que lugar estaban esos problemas) ¿Qué esperamos si ahora a esos problemas le sumamos el de tener que aprender a impartir o recibir enseñanza de una manera online?

    Así que en conclusión los expertos deberían arreglar los problemas educativos previos a la pandemia y ya después de arreglar estos problemas previos idear un buen plan de homeschooling ya que no hay mejor momento que ahora que la pandemia está obligándonos a impartir o recibir clases telemáticas.

  34. Estoy en parte de acuerdo con esto, porque es verdad que al poner en práctica el homeschooling, sería mucho más cómodo impartir la enseñanza.

    Pero creo que este hecho no es tan fácil como parece, ya que para que este método resulte realmente eficaz, hay que hacer grandes cambios en la forma en el que lo llevamos haciendo hoy en día. No es lo mismo dar una clase presencial teniendo el profesor cara a cara, qué viendolo solamente a través de una pantalla. Además debemos tener en cuenta el beneficio de fomentar nuestras relaciones sociales con los demás, en las clases presenciales.

    Pero debo añadir también, de que probablemente, debido al avance de las nuevas tecnologías y nuestra dependencia hacia ellas, acabaremos recibiendo las enseñanzas sin tener que movernos de casa, pero creo que esto es un proceso que tiene que evolucionar y mejorar poco a poco.

  35. Fernando García León dice: Responder

    Leyendo el artículo no puedo estar más de acuerdo con la idea que se intenta reflejar en el mismo.

    Durante el coronavirus ha quedado demostrado que el gobierno no tenía un plan para que los alumnos pudiesen seguir desarrollando su educación cono hasta entonces, del mismo modo, no creo que sea un problema de un único partido político independientemente del de su ideología, por lo que creo los dirigentes de nuestro gobierno tendrían que haber tenido diseñado un plan como si lo hay en otros paises.

    Por que durante el confinamiento la docencia no ha sido igual y es muy cierto que creció exponencialmente el «homeschooling» aunque por otro lado también es cierto que el alumno que tenga la «suerte» de que su padre/madre fuese maestro lo tendría un poco más fácil para continuar con la enseñanza y el que no lo tuviese se vería un poco más afectado debido a la falta de recursos durante la pandemia ya que tendría que centrarse únicamente en las clases online.

    Como conclusión yo veo bien el «homeschooling» hasta un cierto punto aunque por otro lado creo que el grueso central de la enseñanza le corresponde al sistema escolar de profesores.

  36. Raúl Pazos Ruíz dice: Responder

    Cabe destacar que el coronavirus ha traído aspectos tanto positivos como negativos para la educación. Centrándonos en el principio del coronavirus, se podía observar que una gran cantidad de alumnos no disponían de recursos materiales suficientes, una buena conexión a la red, o bien, estos no tenían los conocimientos suficientes para saber desenvolverse con las tecnologías.

    Actualmente, los alumnos se han familiarizado con las tecnologías, empiezan a cogerle el gusto a estudiar desde casa siguiendo una clase online, y han logrado obtener la misma capacidad de atención hacia el profesor que solían tener en una clase presencial.

    Respecto al homeschooling, pienso que debería de estar permitido en España, ya que este país cree que una buena educación es la que se ve reflejada en que todos los alumnos sepan los mismos conocimientos. Lamentablemente esto no sucede así, hay infinidad de ideas creativas que realizan los niños que en numerosas ocasiones las escuelas prohíben, debido a que los docentes siguen unos procedimientos establecidos.
    Por esta misma razón, estoy a favor de que algún día se elimine esa ley de la Constitución, y los padres puedan enseñar libremente a sus hijos.

  37. Juan Valenzuela García dice: Responder

    Una vez leído el artículo y reflexionado acerca del tema que se plantea, no puedo estar más de acuerdo con la idea propuesta.
    Es verdad que el coronavirus nos ha obligado a dar un paso hacia nuestras casas y no nos permite dar clases de forma presencial, pero esto no debe significar un atraso de la educación, ya que hoy con la cantidad de recursos que tenemos debemos hacer frente a la situación y enfrentarla.
    Creo que a veces nos olvidamos de la importancia que tiene la educación y la ponemos en segundo plano, dejando los problemas que tenemos que resolver para después ya que siempre tendemos a pensar que hay problemas más importantes que resolver.
    Deberíamos tomar conciencia y no dejar que se nos deje en un segundo plano y desprotegidos, y conseguir que se le de a la educación el lugar que se merece.

  38. Pablo Vinagre Márquez dice: Responder

    Artículo muy interesante donde se ve el problema tan grave que tiene nuestro país en la educación.

    El Covid-19 ha pegado muy fuerte en España y nos ha obligado que trabajadores y estudiantes nos tengamos que reinventar, es cierto que otros países van muy por delante de España en temas de clases online y de un aprendizaje efectivo.

    El problema que tenemos en España y muy concretamente en el sitio donde vivo es que las clases online no son efectivas a la hora de tener un aprendizaje idóneo y los alumnos se aburren y se desconectan.

    Pienso que las asignaturas tienen que ser más dinámicas y buscar algunas herramientas para que el alumno se vea participe de la clase y no se aburra y se salga.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.