Lo que tiene que mejorar un profesor – Hablan mis alumnos

Hemos afirmado que mejorar la educación es siempre necesario. Pero igualmente hemos comentado, muchas veces, que esto no es algo que ocurra sin más, porque sí. Hemos de querer cambiar la educación, mejorarla y, también, hacerlo, aunque nos equivoquemos en nuestro intento (hablo de intento natural de cambiar las cosas, sin malicia…).

Hace unos días abordé este tema inicial luego de preguntar a mis alumnos. Puedes leer el resultado aquí:

Para mejorar la educación  Hablan los profesores.

Es cierto que este tema da para mucho, por ello iré comentando algunos de los problemas citados en este post a lo largo de las próximas semanas. Ahora voy a abordar otra cuestión importante. Igualmente pregunté a mis alumnos que se forman para ser docentes en Educación Secundaria sobre los problemas que tienen los profesores. Esto fue lo que me respondieron.

La docencia no está libre de problemas

No está libre de problemas, como todo en la vida. Y si queremos cambiar la educación de verdad, los propios docentes deben ser conscientes de ciertos temas que les afectan en su “manera de ser docentes”. No todo es añadido a los profesores. No todo les es ajeno y mejorando esas cuestiones ya está todo resuelto. No. También hay muchas cosas que les afectan en su “manera de ser docentes”.

Admitir esta cuestión nos coloca en un lugar interesante para seguir creciendo como docentes. No hacerlo sería insensato, porque la docencia también es mejorable per se.

Cuando digo la “manera de ser docente” es porque quiero que pienses por un momento un tema importante: hay muchas formas de ser docentes, unas mejores y otras peores. En ello afecta la personalidad de cada sujeto, su motivación, sus ganas, su capacidad, su disponibilidad, su empatía, etc. Todo ello infinitas veces es crucial para educar bien o “destrozar todo lo que se toca”. Por ello, pensar un momento en este tema es ser conscientes de qué me afecta y qué puedo mejorar.

Esto me respondieron mis alumnos

Iré hablando de todo ello, pero quiero en este espacio considerar las 5 cosas que por su importancia debo destacar ahora.

Formación

Cada docente debe entender que su formación es asunto importante y que no puede parar de crecer en conocimientos y habilidades, disponiendo su persona para seguir aprendiendo permanentemente.

Motivación

Debe ser capaz de motivar a todos los alumnos, empezando por uno mismo. A tener en cuenta los tres elementos fundamentales de la motivación intrínseca, como afirma Daniel Pink: el propósito, la autonomía y la maestría.

Empatía

Debe ser capaz de tener la habilidad cognitiva de comprender el universo emocional de otra persona, en este caso los alumnos.

Comunicación

El acto de enseñanza y aprendizaje es un acto netamente comunicativo, de forma que cuanto mejor nos comunicamos, mejor enseñamos.

Innovación

La vida cambia tan rápidamente que se hace necesario introducir novedades cuando queremos mejorar lo que nos rodea. La innovación es un motor importante de crecimiento y éxito en una organización.

¿Te ha gustado?

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitterGoogle+ y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: