Cada día más escuelas se atreven a innovar con el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

Secundaria Ponce de León José Manuel Bautista 2 ABP proyectos

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) parece tomar en algunas escuelas velocidad de crucero. ¿Es una manera de trabajar nueva? No. Pero…

La pedagogía del proyecto y la optimización del clima educativo de la clase son dos dominios que han sido retomados para advertir y resolver muchos de los problemas de la enseñanza de hoy.

¿Qué problemas tiene la enseñanza de hoy?

Será una respuesta somera porque no es el tema de hoy. Pero la enseñanza de hoy tiene problemas que viene arrastrando desde hace años y algunos otros nuevos que conviene, al menos, mencionar brevemente.

Del artículo de Óscar González, Los 10 problemas que más preocupan de la educación actual, podemos rescatar algunas ideas interesantes. Voy a resaltar ahora solamente, porque son los que más vienen al caso, los puntos: 4. Nuestro sistema condena el error; 6. No se individualiza la enseñanza y el aprendizaje de nuestros alumnos y 9. La educación actual no fomenta la creatividad y la curiosidad.

En ese contexto es en donde muchos tratan de aportar algo más. Uno de esos intentos se llama Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Yo tuve mi primer contacto con esta “pedagogía” el año 2000 en un viaje por las escuelas de Dinamarca. Viaje impactante por un país que organiza muy bien su educación.

La pedagogía del proyecto

No debemos llevarnos a error al hablar de pedagogía del proyecto. Una observación de las prácticas que se colocan la etiqueta de este tipo de proyectos pedagógicos, permiten constatar de manera rápida algo bien fundado. Se trata de:

  • Una pedagogía del “tema”, y de
  • Una pedagogía del “descubrimiento guiado”.

Una pedagogía del proyecto es una manera genérica de entender el trabajo educativo de proyectos. Como tal designa variadas formas no necesariamente independientes: proyectos de trabajo o ABP, proyectos de formación, proyectos cooperativos, proyectos educativos.

En todos éstos, la transacción, la negociación, el contrato (o mejor, la sucesión de contratos), los acuerdos, son conceptos muy importantes en la relación pedagógica y en la pedagogía del proyecto, estando en el origen de su definición. Se trata de un verdadero compromiso que profesores y alumnos contraen con el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Qué no es ABP?

Lo anterior permite entender que cualquier cosa no es ABP, pese a sus diversas manifestaciones. Por ejemplo, un proyecto educativo diseñado por un director e impuesto al personal, o un proyecto de trabajo colectivo concebido por un enseñante e impuesto a sus alumnos, etc., dudosamente van a entenderse bajo el nombre de ABP.

Los proyectos de trabajo, individuales o colectivos, donde las características finales y las modalidades de producción son enunciadas en un contrato o sucesión de contratos, saltan cualitativamente sobre otros métodos de trabajo en la escuela, en el sentido de que los estudiantes aprenden a ser conscientes acerca de su aprendizaje. Esto tiene su importancia.

¿Qué es un proyecto de trabajo?

ABP y proyectos de trabajo se dan la mano. El primero hace referencia al aprendizaje como lo más importante que tiene que darse en la escuela. Cada día somos más conscientes de ello. El instrumento para esto se llama “proyecto de trabajo”.

Un proyecto de trabajo es un modelo de trabajo y enseñanza en el cual los alumnos activamente y con un propósito personal muy claro investigan su entorno, forman ideas y conceptos acerca de éste, tratan de comprenderlo, forman opiniones acerca de él y actúan en él.

Las claves del ABP

La base de este método de trabajo es la continua discusión crítica, el debate y el diálogo entre agentes, es decir, entre profesor y alumno, alumnos y alumnos, y éstos y agentes externos. Esta metodología es una herramienta de la que los implicados en el proceso enseñanza-aprendizaje se sirven para la construcción continua de sus conocimientos. De esta forma se consigue el desarrollo y la evolución del pensamiento de los alumnos a través del uso de la capacidad crítica y reflexiva individual.

En términos de contenido, determinadas áreas problemáticas son seleccionadas y examinadas desde diferentes puntos de vista. De esta manera son tratadas ambas histórica y contemporáneamente, desde una visión que ayuda a los alumnos a adquirir una capacidad de discernimiento para la vida diaria, al tiempo que puede hacer de su vida en sociedad algo claro y comprensible.

Volveremos a tratar este tema el lunes 25 de septiembre.

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitterGoogle+ y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: