La opinión de los estudiantes universitarios sobre el modelo de enseñanza-aprendizaje – Seguimos igual, o peor

Universidad Maynooth Irlanda José Manuel Bautista

Esta mañana me preguntaron si el “Flipped Classroom” (Aula Invertida) es un modelo o una metodología. ¡Buena pregunta!

El caso es que hay una enorme confusión sobre las cosas, en general, algo de lo que la educación no se iba a librar necesariamente. Pero es importante abordar la cuestión, sin llegar al aburrimiento, para determinar el poder de las cosas y la capacidad que tenemos de innovar y transformar la educación, sobre todo para mejorar lo que hoy tenemos.

Si buscas en internet o lees por aquí y por allí, te das cuenta de que no hay una opinión unánime sobre el tema. Indistintamente es un nuevo modelo al igual que una metodología, hablo de Flipped Classroom. Yo en mi caso apunté que era más bien una metodología dentro del blended learning (aprendizaje semipresencial o mixto), consistente en asignar al alumnado las tareas menos activas para realizar en casa y reservar para el trabajo en el aula las actividades que requieren una mayor participación e interacción.

EEES José Manuel Bautista

Los estudiantes y la Universidad Europea

Pero, permíteme que hoy no siga hablando de esto y nos centremos en otra cuestión de más fondo: el modelo de enseñanza-aprendizaje universitario que tenemos. Muchas opiniones se han ido cociendo durante los últimos años, de todo tipo, sobre todo post-reforma de las instituciones de Educación Superior europeas, las llamadas reformas del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), algo de lo que curiosamente nadie ya habla, tal vez porque algunas de ellas han resultado ser un fiasco. De cualquier manera, estas reformas se muestran en la realidad entre el acierto, el escaso acierto y el desigual acierto. Hay un poco de todo.

En 2003 organicé el I Encuentro de Estudiantes y el EEES en la Universidad de Huelva. Era la primera vez en España que los estudiantes universitarios se reunían para hablar de este tema. El próximo año hará 15 años, hablaremos más de ello, pero ahora te traigo alguna reflexión sobre este tema, en concreto el modelo de enseñanza-aprendizaje que propiciaba el proceso de convergencia universitaria tras la llamada Declaración de Bolonia.

Las reflexiones de los estudiantes universitarios, más de 300 venidos de toda España y un puñado de extranjeros, las recogí en las conclusiones que más tarde publicaríamos. Tal cual las pongo ahora aquí.

Me gustaría que las leyeras casi 15 años después y tú mismo te preguntaras qué ha sido de todo aquello.

St. Patrick's College, Maynooth José Manuel Bautista
St. Joseph’s Square, St. Patrick’s College, Maynoth, Irlanda. Mi Universidad.

Lo que los estudiantes dijeron en 2003 sobre el EEES:

“Los estudiantes consideran que la forma de enseñar y aprender va a cambiar lo que hoy consideramos la asistencia a clases como fuente de conocimiento, además del enfoque de las tutorías. El aprendizaje va a ser más autónomo, pasando el profesor a ser un guía, aunque una posible consecuencia de esto es que va a haber una disminución del ambiente universitario y de las relaciones entre los compañeros. Lo importante es que el nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje haga posible un cambio real del modelo docente, profesorado al que se le pide cambiar de mentalidad y que sea un auténtico agente de enseñanza, cosa que es mucho más amplia que impartir clases, al servicio de un aprendizaje del estudiante de calidad.

Se tiene que evitar el riesgo caer en formar profesionales solamente, la Universidad no puede verse exclusivamente como una “alta escuela de oficios”. Es muy importante en este proceso la motivación y la necesidad de combinar la docencia con la investigación.

El problema de las tutorías

En relación a las tutorías, los estudiantes estiman que éstas tienen que cambiar. El uso que actualmente se hace de ellas es para solicitar aclaraciones, dudas previas a los exámenes y revisión de calificaciones. Hay que desvincular las tutorías del examen y asignarle contenidos. En síntesis, debe ser un espacio que aporte al aprendizaje y asesore sobre la futura práctica.

Otra evaluación

En cuanto a la evaluación, los estudiantes han destacado la necesidad de cambiar el modelo, dado que actualmente se trata de un proceso injusto, pues se estudia para aprobar, no para aprender. A la Universidad hay que ir con espíritu constructivo.

How Universities José Manuel Bautista

Las prácticas

Los cambios más urgentes que demandan los estudiantes en el futuro proceso de enseñanza-aprendizaje son: necesidad de aumentar las prácticas en las titulaciones, aprender de la propia práctica, darle contenidos a las tutorías, aprender a aprender desde la tutoría.

Una nueva orientación para la formación

Así mismo, los estudiantes apuestan por una serie de cambios que son considerados deseados: provocar curiosidad sobre temas actuales para una posterior formación; que la práctica provoque los conocimientos necesarios para entender la teoría y el hecho de que el profesor es una pieza indispensable; que haya más técnicas y procedimientos, menos contenidos conceptuales; los aspectos formales se encuentran escritos, lo no formales no; que se dé el aprendizaje desde la práctica y no para la práctica; hay que orientar la titulación hacia la realidad del mercado; tiene que haber una interacción teoría-práctica; es necesario saber y saber hacer, no sólo saber.

Aprender a lo largo de la vida

En relación al trascendental tema del aprendizaje a lo largo de la vida (LLL, Lifelong Learning), es necesario convencerse de que supone una renovación, se relaciona directamente con la investigación y la crítica, supone capacidad de adaptación, motivación para la búsqueda, formación continua, procedimientos para acceder a la información y el hecho de que los resultados de las investigaciones lleguen a la sociedad”.

Ahí llevas mi comentario, con un poco de nostalgia por aquellos años de activismo europeísta:

¡Ojalá todo esto se hubiera hecho realidad!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: