Dificultades para elaborar un Proyecto Educativo Institucional (1 de 2)

Desde los años 80 del pasado siglo, la educación no ha parado de reformarse. Los motivos de estas reformas eran muchos, guiados por razones de tipo pedagógico, pero también político, sociológico, laboral, etc.

Hoy, nuevas reformas existen por doquier, con los mismos argumentos pero, además, con uno nuevo: la escuela busca un nuevo sentido.

La escuela ha muerto

Habrá quien diga que la escuela siempre se está reinventando. Pero también puede decirse que la escuela busque un nuevo sentido es algo que quizás no se producía desde los años 70, cuando algunos trataban de prescindir de la misma. Recuerdo la lectura del libro de Ivan Illich (1971): Desescolarizar la sociedad. La leí en los años 90, lógicamente en aquellos años de juventud me impactó. Otra obra de esta época es la de Everett Reimer (1979): La escuela ha muerto. Los títulos lo dicen todo.

Desde entonces no sólo no hemos prescindido de la educación escolar, sino que en muchos lugares del mundo se ha hecho más fuerte aún. Motivos de todo tipo están detrás de esto.

Que aprendan, cuanto más mejor

A lo largo de todo este tiempo, el proceso de reforma educativa, abierto en muchos países, ha traído también la aparición de todo un desarrollo que afecta a la visión de la institución escolar como organización, siendo que ésta forma parte de un sistema mayor volcado sobre los intereses de las personas, todas las cuales pertenecen a comunidades.

Si nos circunscribimos al estricto ámbito escolar, para una gran cantidad de profesores, en la mayoría de los casos, la preocupación más urgente y primera (obligada, pero a veces olvidada) tiene que ver con el aprendizaje de los niños: “que aprendan, cuanto más mejor”.

Por otro lado, y llevando a las últimas consecuencias este pensamiento, se percibe que la escuela forma parte de la vida de los más jóvenes y del entorno donde se ubica. Es más, es una parte fundamental en la vida de estos niños y puede llegar a ser un motor esencial en el desarrollo de la comunidad.

Una escuela con personalidad propia

Que las escuelas gocen de autonomía les pone por delante la responsabilidad de organizar su oferta con personalidad propia. Las instituciones escolares son capaces de “escuchar” las necesidades de dentro y fuera de su comunidad más inmediata y se organizan para responder de forma eficaz. Es así como tiene sentido encaminar un Proyecto Educativo Institucional en cada escuela que le confiere personalidad, seguridad y la certeza de que se renueva con futuro.

El contenido de este proyecto está formado por los rasgos de identidad, los objetivos institucionales y el organigrama general. Esto es, la estructura organizativa que permite desde una realidad singular la formulación de una serie de objetivos de sentido que mueven al trabajo compartido para la consecución de una escuela y comunidad mejores.

PEI: identidad, objetivos y organización

En suma, ayuda a entender la cuestión el esquema clásico de que un Proyecto Educativo responde a las preguntas:

– ¿Dónde estamos y quiénes somos? Rasgos de identidad.

– ¿Qué pretendemos? Formulación de objetivos.

– ¿Cómo nos organizamos? Formulación de una estructura organizativa.

Debe admitirse a la escuela como una institución especializada de la sociedad, creada por ésta con el fin de favorecer y facilitar el proceso de instrucción y socialización de los individuos que la conforman, dentro de una determinada escala de valores. La existencia de una institución social (la escuela) implica necesariamente la de una organización, o lo que es lo mismo: un conjunto de metas, estructuras y sistemas que tienen la finalidad de favorecer el éxito de la función que la escuela tiene encomendada.

Este conjunto de metas, estructuras y sistemas se articula de formas muy distintas según las diferentes sociedades, articulación que se hace compleja conforme la sociedad se hace más desarrollada.

Y es precisamente ahí donde vienen las dificultades. En el artículo del próximo miércoles vamos a hacer un recorrido por las dificultades que tienen lugar en la elaboración de un PEI. Las he ido recogiendo de los distintos profesores con los que he ido trabajando, dentro y fuera de España.

¿Te ha gustado?

Si te gustó te pido que le des a ME GUSTA en FacebookTwitterGoogle+ y LinkedIn, allí también está este artículo. ¡Gracias por COMPARTIRLO!

Además, para recibir los artículos que voy publicando puedes suscribirte a mi blog. Puedes hacerlo en el margen derecho de esta web poniendo tu email y dándole al botón¡Gracias!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: