Fracaso escolar – Es un fracaso total del sistema

fracaso escolar sistema alumno parece único responsable José Manuel Bautista

No me cansaré de repetir que es un tema muy grave, tanto que hay miles de personas cada año “perdidas” para la sociedad activa, democrática y con futuro en este o en cualquier otro país. ¿Cuál es el problema? Han sido catalogadas como “fracasados escolares”. La lista es enorme.

De la preocupación por un tema tan grave como éste e, igualmente, tan silenciado por aquellos que manejan las esferas de lo institucional y político, surgió la necesidad de escribir acerca de ello. Íbamos, y vamos a recorrer aún, las esperas de lo pedagógico, lo institucional, lo personal y social. Aspectos de calado y otros que rodean este importante tema. Todo lo necesario para comprender ante qué monstruo estamos y de qué forma cada uno puede contribuir a resolver el problema.

Todos podemos echar una mano

Comprender el problema globalmente y hacernos una idea del mismo, cada uno a su medida, es importante para caer en la cuenta de cuánto tiene que ver el problema con cada uno de nosotros.

Todos podemos echar una mano porque el problema nos afecta a todos. Es responsabilidad de todos porque es la sociedad la que se juega su futuro. Esa sociedad no es ajena a cada uno de nosotros, de ahí que también sea responsabilidad nuestra.

Estas sencillas ideas encabezan el comentario de una persona que leyó el primer artículo de esta serie sobre el fracaso escolar. Sus palabras están llenas de sentido. Me gustaría compartirlas íntegramente. La persona que comentó mi artículo se llama Chris Dawson Cano y, según la información de su perfil en Google+, es Educador Social en Murcia. Llevo formando a Educadores Sociales casi 20 años, son profesionales con un sentido de la realidad muy grande y una sensibilidad enorme en la lucha contra la exclusión personal y social. En general combaten la pobreza en sentido general con su presencia y sus conocimientos.

El comentario de este Educador Social

“Hola! Me ha parecido un artículo interesante pero quería compartir una reflexión personal que, creo, complementa:

Hablar de fracaso escolar es un término manido y vacío; si bien es cierto que ha habido fracaso escolar y que éste está totalmente definido, yo me inclino más a pensar en un fracaso del sistema en su globalidad: le da más potencia, cubre más aspectos e incide en más hechos clave. Redundar en que un número X de alumnos/as no se titulan, se salen del sistema y demás no deja más que patente que es el propio sistema el que ha suspendido con sus aulas en forma de barracones, sin la incorporación al aula de profesionales auxiliares que complementan a los/as titulares, con CPR inútiles, con un sistema de acceso a plaza anticuado y desfasado, con una óptica de afianzamiento de conceptos de economías del capital en puesto de incidir en valores que hagan de las materias transversales las que de verdad articulen el aprendizaje.

Podría extenderme más, pero creo que la idea es más esa. Un abrazo!”.

new zealand José Manuel Bautista debate en clase
Foto: Maori school (from http://www.educationaotearoa.org.nz).

Mi respuesta al comentario

“Hola Chris! Gracias por tu comentario, lo valoro mucho, y creo que es valioso para todos los que nos leen. Efectivamente es como dices, mi reflexión no es más que una parte de este complejo problema, con tantas aristas que es complicado simplificar. Desde luego que el sistema es responsable y culpable en muchos casos y que buena parte de las cifras “oficiales” que tenemos se deben a que nuestro sistema no encaja con los nuevos aires que una parte de la sociedad necesita.

En mi humilde opinión, con la introducción de las competencias en educación hicimos algo bueno, una manera de ir cambiando la educación; si bien, lamentablemente, buena parte de ello se ha perdido y queda desdibujado cada día por la presión de la tradición, de lo que pensamos que va a funcionar, de la ley y la norma, de la costumbre… todo aquello que va contra la innovación que tanto necesitamos.

¿Qué se hace para que los alumnos/as adquieran una profunda capacidad para resolver problemas? ¿Qué hacemos para que tengan capacidad de iniciativa, verdaderas habilidades de comunicación, pensamiento creativo, capacidad emprendedora…? Tal vez si le diéramos la vuelta a la tortilla y trabajáramos todo esto con los que están entre ese “25%” otros resultados obtendríamos. Yo estoy convencido de ello. Muchas gracias de nuevo!!!”.

¿Y tu opinión?

No digo más de momento. Todo lo que se puede decir, que es mucho, lo iré comentando en los sucesivos artículos. Este es un tema que no se agota. Lo que sí me interesa es tu opinión. Tal vez conoces casos que han sido definidos como fracaso escolar. ¿Qué pasó? ¿De qué manera se enfocó? Y si pasó el tiempo, ¿qué fue de aquel alumno que llamaban “fracasado”?

En el siguiente episodio sobre el fracaso escolar te propondré algunas interesantes ideas sobre esa fase del diagnóstico dedicada a lo familiar y lo escolar. Nos centraremos en concreto en la información que necesitamos de todo aquello que afecta a la escuela. ¡No te pierdas el siguiente post!

banner-José-Manuel-Bautista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: